UGT apoya el nuevo plan de Telefonica

27 de diciembre de 2021

El consejo sectorial de UGT Comunicaciones y Cultura ha refrendado hoy las condiciones negociadas para el Plan Social de Empleo (PSE), la prórroga del Convenio Colectivo (CEV) y el plan de bajas voluntarias (PSI) de Telefónica. De esta manera, el sindicato, mayoritario en la operadora, aprueba la firma del acuerdo.

Compartir en:

En un comunicado, el consejo se ha hecho eco de la opinión mayoritaria que se ha expresado en las asambleas por parte tanto de la plantilla como de los afiliados. Los trabajadores, según UGT, han entendido y han compartido la estrategia del sindicato para garantizar la estabilidad laboral futura del grupo Telefónica; al tiempo que comparten que las condiciones pactadas para el PSI si bien no son exactamente iguales a las anteriores, respetan en esencia los puntos fundamentales de todos los acuerdos: la 100% en voluntariedad y una dotación en rentas que permita la estabilidad económica de los trabajadores que decidan acogerse.

En su propuesta final sobre la prórroga del II Convenio de Empresas Vinculadas (CEV) hasta el 31 de diciembre de 2023, Telefónica garantizó que no habrá pérdida del poder adquisitivo, una cuestión que los sindicatos habían exigido ante el escenario actual de fuerte aumento de la inflación. Además, se mantiene la cláusula de garantía salarial para el periodo 2019 a 2022 (ambos incluidos), manteniendo los términos recogidos en la prórroga del II CEV. Para 2023, además, habrá una revisión del 1,5% de la masa salarial, y se abonará un plus de 300 euros para todos los trabajadores incluidos dentro del ámbito del Convenio, que estuvieran dados de alta a fecha 1 de enero de 2023. De esa cantidad, 150 euros se consolidarán en el ejercicio 2024.
Telefónica se ha comprometido también al mantenimiento de las garantías de empleo, no movilidad forzosa y no segregación de actividades, junto con la incorporación a la empresa de 400 profesionales, que serán adicionales a las previstas al amparo de lo dispuesto en el CEV. La garantía de empleo cobra especial relevancia en un momento como el actual de deterioro de las cuentas de las operadoras a causa de la fuerte competencia y el avance del low cost, así como por los rumores de posibles opa sobre telecos en distintos países de Europa, como Telecom Italia con la oferta de KKR.

En relación al PSI para empleados nacidos en 1967 y años anteriores, las salidas totales ascenderán a un máximo de 2.982 personas para un universo total de empleados que cumplen los requisitos de edad y antigüedad, 15 años en la empresa, de 4.532.
En las direcciones con demanda actual de perfiles profesionales se podrán adherir un máximo del 38% de las 1.271 personas trabajadoras que cumplen los criterios de edad y antigüedad. En la oferta de ayer, el porcentaje en este ámbito era del 33%.
En las direcciones con excedente actual de perfiles profesionales se podrán adherir un máximo del 75% de las 3.047 personas trabajadoras que cumplen los criterios de edad y antigüedad. Finalmente, entre los responsables de equipo en posiciones de coordinador, jefe y gerente podrán adherirse al plan de suspensión individual el 100% de este colectivo, en total 214 personas.
La operadora ha señalado que aquellas personas que habiendo presentado su solicitud finalmente esta no pueda ser aceptada, se registrarán con el objetivo de que no sufran penalizaciones si se pudieran adherir en otros posibles procesos.

Entre las ofertas de rentas, los nacidos en 1967 recibirán el 68% del salario regulador, mientras que los nacidos con anterioridad percibirán el 65%.
Según la propuesta, los empleados, cuando no puedan acceder a la jubilación ordinaria a los 65 años, podrán solicitar en el momento de la adhesión, así lo desean, que la cantidad o monto total de la renta comprometida hasta los 65 años, se reparta en 24 mensualidades más, hasta que cumplan los 67 años.
La empresa asumiría el coste del convenio especial de la Seguridad Social al 100% hasta el cumplimiento de los 65 años o el alcance de la edad de jubilación ordinaria. En relación a la póliza de salud, Telefónica asumiría su coste hasta los 65 años, con cobertura de cuadro médico, mientras que, en el seguro colectivo de riesgo, la empresa lo mantendría hasta los 65 años, asumiendo el correspondiente coste de la prima.
En el Plan de Pensiones, se mantendrían las aportaciones del promotor al plan de pensiones hasta alcanzar los 65 años, con la obligación del empleado de aportar también su parte.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda