Endesa cuida su red de distribución

06 de marzo de 2022

Endesa, a través de su filial de infraestructura y redes e-Distribución, invirtió el año pasado 819 millones de euros, un 33,4% más que el ejercicio anterior en su red de distribución que amplió con más de 1.100 nuevos kilómetros de líneas, 12 subestaciones, 5.165 telemandos y 519 centros de transformación.

Compartir en:

Su objetivo: mejorar la calidad de suministro, incrementar su nivel de digitalización y reforzar y expandir la red de distribución para impulsar la electrificación de la economía.
La creciente integración de nueva capacidad renovable, el avance de la movilidad eléctrica, el desarrollo del autoconsumo y la generación distribuida convierten a las redes de distribución en las facilitadoras del proceso de transición energética y exigen una continua mejora y digitalización de las infraestructuras. Tan sólo el pasado año, la energía distribuida por e-distribución alcanzó los 131.090 GWh, un 5,3% más que el año anterior.

Al cierre de 2021, la red de distribución de Endesa contaba con más de 316.500 kilómetros de redes, una distancia que equivale casi a dar ocho vueltas a la tierra y que permitió llevar la electricidad a más de 12,5 millones de clientes repartidos por 27 provincias. La red de Endesa, desplegada en un área de 195.000 kilómetros cuadrados, sumó en 2021 un total de 1.124 kilómetros de nuevas líneas eléctricas, entre redes de Alta, Media y Baja Tensión.
El refuerzo de infraestructuras incluye la puesta en servicio de 12 nuevas subestaciones durante el año 2021, hasta alcanzar las 1.326 subestaciones. Estas instalaciones transforman la energía de las líneas de Alta Tensión en Media Tensión, para distribuirla hasta los centros de transformación. Precisamente, Endesa incorporó el pasado año 519 nuevos centros de transformación hasta llegar a un total de 130.575 que se encargan de transformar a Baja Tensión para que pueda llegar al consumidor final.

Endesa está acompañando el refuerzo y ampliación de la red con una mayor digitalización y automatización para una gestión más eficiente de los activos. El pasado año, e-distribución instaló 5.165 nuevos equipos telemandos. Estos dispositivos permiten operar la red de distribución de forma remota sin necesidad de desplazar recursos móviles y con un tiempo de actuación muy reducido. De este modo, se reducen considerablemente los tiempos de reposición de suministro ante incidencias, acortando todo el periodo de reposición del suministro eléctrico hasta en un 20%. Con este avance en la automatización y digitalización de la red registrado el pasado año, Endesa cuenta ya con más de 29.000 telemandos desplegados a lo largo de toda su red de distribución. Esto ha permitido que en el año 2021 se hayan ejecutado más de 1,6 millones de maniobras remotas para mantener la seguridad y la calidad del suministro eléctrico, a través de turnos continuos de 24 horas al día los 365 días del año en sus centros de control repartidos por todos los territorios.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda