Madrid y Barcelona entre las ciudades de Europa más atractivas

29 de junio de 2022

Hong Kong, Zúrich y Ginebra son las ciudades más caras del mundo según el informe anual de Mercer “Coste de Vida 2022” que analiza la evolución de los precios en una cesta de más de 200 bienes y servicios en 227 ciudades de los cinco continentes. La guerra en Ucrania y el consecuente aumento de la inflación han añadido más incertidumbre al mercado laboral internacional complicando la gestión de los empleados desplazados a otros países.

Compartir en:

La fluctuación de los tipos de cambio y la irrupción
del teletrabajo completan los principales parámetros que están reconfigurando la estrategia de movilidad
internacional de empleados. Los empleados expatriados son remunerados aplicando el nivel de precios para mantener su nivel de vida
y capacidad adquisitiva. Sin embargo, la actual incertidumbre está reduciendo su capacidad de ahorro, lo que ha aumentado la preocupación de los desplazados por su calidad de vida en sus respectivos destinos, poniendo de relieve la necesidad de las multinacionales de detectar destinos que les aporten mayor
estabilidad socio-económica. Además, la irrupción del teletrabajo ha provocado que los empleados se replanteen sus prioridades y abierto la posibilidad de una mejor conciliación de la vida laboral con la personal, así como la posibilidad de escoger destinos alternativos que les ofrezcan mayor calidad de vida.
“Teniendo en cuenta que el bienestar financiero de los empleados es un elemento clave para atraer el mejor talento, esta incertidumbre complica aún más la actual “batalla por el talento” que está experimentando el mercado”, argumenta Juanvi Martínez, Director del área de Career en Mercer. Y continúa “las organizaciones necesitan más que nunca disponer de datos precisos y fiables para poder definir una estrategia sólida con unos paquetes retributivos acordes a las circunstancias. Y en este sentido, el informe ‘Coste de Vida 2022’es el más exhaustivo de su categoría”

Madrid y Barcelona mejoran su competitividad
El nuevo contexto internacional ha mejorado el atractivo de algunas ciudades para atraer la inversión de empresas multinacionales y de talento internacional. Este es el caso de Madrid y Barcelona, que figuran en la posición 90 y 78 respectivamente del ranking (posiciones 81 y 74 en 2021), situándose por debajo del corte de referencia, lo que las convierte en ciudades más asequibles para las compañías, ofreciendo a su vez una mayor capacidad de ahorro a los empleados desplazados, así como una mejor calidad de vida
gracias a su sistema de salud, infraestructuras de transporte, calidad de sus bienes de consumo, reconocido sistema educativo, oferta de ocio y vivienda y entorno natural, tal y como ha puesto de relieve el reciente informe ‘Futuro de la movilidad y gestión del talento internacional’ elaborado por Mercer y en Clave de Personas.
A pesar de la escalada global de la inflación, ambas ciudades españolas han mejorado su clasificación en el ranking, bajando pociones hasta colocarse entre las más competitivas de Europa para atraer a compañías multinacionales, así como la asignación de estos destinos por las ventajas socioeconómicas
que proporcionan. Entre otras, los expatriados tendrán acceso a una cesta de productos de alta calidad a precios muy competitivos. Además, tendrán acceso a una educación multicultural en escuelas
internacionales por unas tarifas más ajustadas que en otras ciudades europeas. En lo que a sus precios de arrendamiento de vivienda se refiere, el mercado residencial se ha mantenido relativamente estable en
Madrid durante los últimos meses y, a pesar de que la oferta supera la demanda, los precios de inmuebles de alta gama han descendido en determinadas zonas. Sin embargo, Barcelona ha experimentado un incremento de precio del 1%, una subida especialmente acusada en los apartamentos el centro de la
ciudad.
“Tal y como los datos ponen de relieve, las condiciones económicas y laborales están cambiando más rápido que nunca, de manera que las compañías necesitan mayor precisión para ajustar sus costes de movilidad de empleados y, a su vez, poder ofrecerles unos paquetes retributivos competitivos” comenta

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda