Renault termina de salir de los números rojos

18 de febrero de 2022

El grupo Renault consiguió salir de números rojos en 2021 tras obtener un beneficio neto de 888 millones de euros, después de que en el ejercicio precedente el fabricante francés de vehículos perdiera 8.008 millones por el impacto del parón producido por la irrupción del Covid-19. En 2019, año previo al comienzo de la pandemia, el fabricante también había registrado pérdidas, de 141 millones de euros.

Compartir en:

La compañía, además, ha mejorado su margen operativo hasta el 3,6%. Esta cifra es 0,6 puntos superior a la que se había puesto como objetivo alcanzar en 2023 con su plan 'Renaulution'. Uno de los motivos para estos buenos números que ha presentado este viernes la compañía es la reducción de costes fijos de Renault, que asciende a más de 2.000 millones de euros. A su vez, la automovilística ha recortado un 40% los gastos de investigación y desarrollo de los nuevos modelos. "Lo que quiere decir que ahora hacemos dos coches por el precio al que antes hacíamos uno", ha señalado el consejero delegado de Renault, Luca de Meo, en la presentación de los resultados.
En cuanto a su cifra de negocios, el fabricante obtuvo unos ingresos de 46.213 millones el año pasado, lo que supone un avance del 6,3% respecto a 2020, a pesar de que vendió un 4,5% menos de coches en todo el mundo, con 2,69 millones de unidades matriculadas. En comparación a antes de la pandemia, cuando ingresó 55.537 millones, la facturación del fabricante se redujo un 16,8%.

"Este es el resultado de una esfuerzo titánico, una gran transformación", ha indicado el directivo de la compañía, que ha remarcado que se ha conseguido gracias, entre otras cosas, a una organización más ágil, un fortalecimiento de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, a la búsqueda de la reducción de costes y a priorizar el valor por sobre el volumen. Esto último, ha explicado el fabricante, ha sido posible gracias a que se ha centrado en los segmentos más rentables del mercado, lo que ha provocado un efecto neto positivo de 5,7 puntos. Entre los lanzamientos de Renault en 2021, se encuentra el Arkana, un SUV que ha supuesto la vuelta de la compañía al conocido como segmento C. Además, De Meo ha destacado positivamente la llegada de otros coches como la Renault Kangoo Van, el nuevo Dacia Sandero, el Dacia Spring y el Alpine 110S. El éxito del Arkana y de los vehículos comerciales ligeros del grupo han dado a la compañía un efecto mix de producto positivo, que han permitido paliar en parte la pérdida de volumen de Renault en 2021.

Otros efectos positivos que la empresa ha destacado fueron "la caída de las ventas buy-back de acuerdo con la política de selección de los canales más rentables", además de la venta de varias sucursales de Renault Retail Group. "El aumento de la contribución de la posventa y la recuperación de la actividad de la red, fuertemente impactada por las medidas de confinamiento en 2020, también han contribuido de forma positiva", ha añadido la compañía.
Luca de Meo ha mandado un mensaje de tranquilidad a las plantas de producción españolas de la compañía (ensambla en Palencia y Valladolid), que a día de hoy no tienen asignado ningún modelo 100% eléctrico, pero sí vehículos con tecnologías híbridas. "Tengan confianza porque Renault siempre tiene un ojo especial en España, ya que sentimos al país como nuestra segunda casa después de Francia", ha indicado el directivo. De Meo ha explicado que la prioridad del grupo es electrficar primero las fábricas francesas, pero que los modelos eléctricos llegarán a las factorías españolas "tarde o temprano".

Compartir en:

Crónica económica te recomienda