Honeywell y Sacyr se alían

03 de noviembre de 2021

Honeywell ha anunciado hoy la comercialización de la tecnología UpCycle: un proceso revolucionario que incrementa los tipos de plásticos que se pueden reciclar y que permite producir plástico reciclado con una menor huella de carbono.

Compartir en:

Esta tecnología reduce la demanda de plástico virgen, con el objetivo de fomentar una economía circular del plástico. El nuevo proceso UpCycle resulta en la reducción de un 57% del equivalente de emisiones de CO2 (CO2e) respecto a la producción de la misma cantidad de plásticos vírgenes con fuentes fósiles. UpCycle también reduce el equivalente de emisiones de CO2 un 77% menos comparado con los métodos tradicionales de gestión de residuos plásticos, como la incineración o el depósito en vertedero. Estas reducciones de CO2e son unas de las mayores ventajas de la oferta de tecnología pirolítica.
Sacyr será la primera firma en aplicar esta tecnología ya patentada (UpCycle) a toda la cadena de valor de la gestión de residuo plástico. Honeywell y Sacyr han formado una joint venture en la que ambas empresas serán copropietarias y operarán una instalación en Andalucía, con capacidad para procesar 30.000 toneladas anuales de residuos plásticos mezclados y transformarlos en polímero reciclado Honeywell. Se estima que la producción comenzará en 2023. Esta alianza con una firma especialista en la gestión de residuos como Sacyr permite a Honeywell cerrar el ciclo de la cadena de suministros de plástico y acercar la tecnología
de reciclaje al lugar de recogida. Las plantas de reciclaje con tecnología UpCycle tienen un diseño modular que permite un despliegue y ensamblaje rápido y una mayor economía de escala para los residuos plásticos que se generan.


UpCycle: más plásticos reciclados

La tecnología UpCycle amplía la cantidad de tipos de plásticos que pueden ser reciclados, incluyendo algunos que de otra forma no serían reciclados, como envases tintados, flexibles o laminados, ricos en poliolefinas o poliestireno.
De acuerdo con un estudio publicado por AMI International en septiembre de 2020, los residuos plásticos procesados mediante tecnologías de reciclaje avanzadas, como UpCycle, podrían ascender hasta entre cinco y 15 millones de toneladas de residuos plásticos adicionales reciclados al año en 2030.
Honeywell emplea su expertise líder en conversión molecular, pirólisis y tecnología de gestión de impurezas para transformar los residuos plásticos en polímero reciclado
Honeywel, que posteriormente puede emplearse para producir nuevos plásticos. “La colaboración con Honeywell permitirá a Sacyr aportar soluciones sostenibles, apoyadas en la economía circular”, afirma Jiménez, director de Sacyr Circular. “La alta capacidad y la rapidez con la que podemos arrancar la planta nos permite acelerar el impacto positivo en las comunidades a las que servimos, el medio ambiente y la sociedad en general.”
“El plástico sigue desempeñando un rol importante en nuestra sociedad para alargar la duración de los alimentos y disminuir el peso de su transporte, lo que reduce sus emisiones. Hoy en día, apenas una fracción del plástico que consumimos se puede reciclar,” señala Vimal Kapur, presidente y CEO de Honeywell Performance Materials and Technologies. “El proceso UpCycle de Honeywell resuelve este problema. Al ampliar los tipos de plástico que pueden ser reciclados, revolucionará la economía del plástico y jugará un papel crítico a la hora de mejorar la sostenibilidad de los productos que usamos en el día a día”, añade.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda