Tubacex sigue en perdidas

30 de octubre de 2021

Tubacex, fabricante vasco de productos tubulares de acero inoxidable, ha presentado una pérdida de 32,4 millones de euros en los nueve primeros meses del año, tras anotarse una pérdida de 9,1 millones en el tercer trimestre. No obstante, tras finalizar su proceso de reestructuración, la compañía se ha mostrado optimista sobre el futuro.

Compartir en:

El EBITDA del grupo hasta septiembre se ha reducido un 81%, hasta 5 millones de euros, tras caer un 28% en el trimestre, hasta 4,7 millones de euros. Así, el margen EBITDA ha bajado hasta el 2% desde el 6,8% durante los 9 primeros meses del ejercicio. Pese a estas cifras, Tubacex indica que "encara los próximos meses con una cartera de pedidos de 500 millones de euros, que verán su reflejo en los resultados de los próximos trimestres". Además, la empresa destaca la mejora de resultados en comparación con el segundo trimestre, cuando el EBITDA tan sólo fue de 0,2 millones de euros.
Tubacex destaca que la reestructuración iniciada en 2020 ha finalizado recientemente y ha permitido rebajar la estructura de costes consolidados en aproximadamente 35 millones, "aumentando nuestra competitividad estructural, algo indispensable ante un entorno tan exigente como el que afrontamos", ha añadido Esmorís.

Por otro lado, la empresa señala que "el exitoso plan de reestructuración financiera puesto en marcha en 2020 ha permitido mantener más 135 millones de euros de caja y una posición de liquidez por encima de los 150 millones de euros, lo que garantizan la solidez del balance y cubren los vencimientos de los préstamos hasta el 2024".

"El tercer trimestre del año muestra una clara mejora basada en las mejores perspectivas de las plantas del Grupo en Austria, EE.UU., India y Oriente Medio que se mantendrá para los próximos trimestres ante una situación de mercado energético en crecimiento", explica la empresa. "Y es que tras varios años con un déficit estructural de inversiones, se aprecia una aceleración de los proyectos para sustentar el crecimiento mundial. El único aspecto negativo es el aumento de la inflación, que de manera inevitable revertirá en subidas de los precios de venta al mercado. En este sentido, es remarcable que los usuarios finales de nuestros productos son precisamente los sectores energéticos responsables de asegurar tanto el suministro a corto plazo como el modelo energético futuro", concluye Tubacex.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda