INFORME DE KPMG

Los CEOs españoles esperan una recesión en meses

16 de octubre de 2022

El 96% de los consejeros delegados de empresas españolas prevé que se produzca una recesión económica en los próximos doce meses, aunque un 64% cree que será "suave y de breve duración", según el informe KPMG CEO Outlook 2022.

Compartir en:

El 86% de los encuestados en España señala que una nueva recesión dificultaría la recuperación tras la pandemia y el 22% estima que sus ingresos se verían reducidos en al menos un 10% en ese escenario. Esta situación se traslada al empleo: el 52% ha congelado la contratación, el 48% ha valorado reducir su plantilla y el 38% prevé hacerlo en los próximos seis meses. A medio plazo, los directivos son más optimistas: el 98% confía en el crecimiento de la economía nacional y en el de sus organizaciones en los próximos tres años y el 72% anticipan que el número de trabajadores de su organización aumentará en ese periodo.

"Los consejeros delegados españoles muestran una actitud cauta sobre la evolución de la economía en los próximos meses y están adoptando con agilidad medidas que protejan sus organizaciones en un entorno incierto y volátil como el actual. Al mismo tiempo confían en la buena evolución económica a medio plazo, por lo que orientan agendas corporativas a continuar avanzando en la transformación de sus organizaciones en los próximos años, poniendo especial foco en la transformación digital y la propuesta de valor al empleado", ha destacado el presidente de KPMG España, Cano.
Respecto a las medidas adoptadas para afrontar los "desafíos inmediatos", el 70% ha redefinido su política de precios para reflejar el incremento de los costes, en tanto que el 58% ha impulsado soluciones para aumentar la productividad y el 54% ha relocalizado operaciones, reducido su margen de beneficio o diversificado su cadena de suministro.

La actual situación también les ha obligado a redefinir las estrategias de digitalización: el 58% de los consejeros delegados españoles ha paralizado su estrategia de transformación digital o va a hacerlo en los próximos seis meses frente a la media del 77%. De hecho, el 24% de los encuestados españoles ha señalado que avanzar en la transformación digital y la conectividad entre negocios es su principal prioridad operativa para alcanzar sus objetivos de crecimiento en los próximos tres años. La incertidumbre política ha hecho que se incremente la relevancia de la ciberseguridad, con el 68% que afirma que en su organización existe una mayor preocupación por un posible ciberataque. Además, el 30% considera que su organización no está suficientemente preparada ante este tipo de amenazas, 18 puntos porcentuales más que el año anterior.

Otra de las prioridades de los primeros directivos españoles es la propuesta de valor al empleado, señalada por el 24% de los encuestados, dada la influencia de los retos de la economía global en las estrategias para atraer y fidelizar talento. Así, el 76% se muestra preocupado por el impacto del entorno inflacionista y del aumento del coste de vida en la fidelización del talento. El 52% de los consejeros delegados españoles afirma que los programas ESG contribuyen a mejorar los resultados financieros de la compañía, dos puntos porcentuales más que el año pasado.
No obstante, ante una posible recesión, el 48% ha decidido paralizar o reconsiderar sus planes en esta materia y un 46% prevé hacerlo en los próximos seis meses.

"España volverá a ser líder en el tercer trimestre, pero el crecimiento se ralentiza"

España sigue mostrando más fortaleza económica que el resto de sus pares europeos. Así ha venido ocurriendo en lo que va de año, y la previsión de los expertos es que la tendencia continúe en lo que resta de 2022 gracias, en gran medida, a la recuperación del turismo. Aunque también alertan de que la ralentización se está dejando notar ya, y el país no podrá librarse de pasar ciertos apuros.

Los analistas de Pantheon Macroeconomics han revisado sus proyecciones para la economía española la misma semana en la que se han conocido las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para el país. "Es probable que España vuelva a liderar los resultados en el tercer y cuarto trimestre, a pesar de que el crecimiento se ha ralentizado considerablemente con respecto al segundo trimestre", dicen.Su previsión es la de un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,8% intertrimestral entre julio y septiembre (frente al 1,1% del trimestre anterior) y que la economía solo crezca un 0,2% en el cuarto trimestre. Mucho mejor, no obstante, que la del consenso de analistas, que apuntan a un crecimiento del PIB del 0,3% en el tercer trimestre y del -0,1% en el cuarto.
"También es mucho mejor que el descenso del PIB que hemos previsto para Alemania e Italia. Si estamos en lo cierto, la economía española crecerá un 5% este año. El año que viene, esperamos un crecimiento del 2%", remarcan los expertos de Pantheon, que reconocen que sus previsiones están por encima de las de otros organismos, pero explican que basan sus estimaciones en la recuperación del turismo. "El gasto turístico volvió a los niveles de 2019 en julio; creemos que agosto y septiembre habrán sido incluso mejores, apoyando un aumento del 0,8% en el PIB del tercer trimestre".

Pero en el cuarto trimestre todo cambiará. "La actividad volverá a bajar", dicen, y aunque "es cierto que el mercado laboral ha resistido bien" y que "la diferencia entre la inflación y el crecimiento de los salarios se está reduciendo, ya que la inflación se está relajando por fin gracias a los esfuerzos del Gobierno para frenar la subida de los precios de la energía", no se puede obviar que los ingresos reales están cayendo y seguirán haciéndolo.
Pantheon valora positivamente algunas de las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo de Pedro Sánchez para contrarrestar las dificultades a las que se enfrenta la ciudadanía, como la subvención de 20 céntimos por litro a los carburantes, la gratuidad del transporte, la rebaja en el IVA sobre el gas al 5% o los nuevos impuestos a la banca, las energéticas y los ricos, cuya recaudación "irá a parar a los hogares con rentas bajas, con una alta propensión al consumo".
Sin embargo, los expertos de la firma británica señalan que "a medida que se acerca el invierno, sospechamos que los consumidores frenarán el gasto para asegurarse de que tienen fondos suficientes para mantener la calefacción encendida". Es sin olvidar que la ralentización del crecimiento mundial "significa que las exportaciones netas probablemente serán un lastre para el crecimiento de España en el cuarto trimestre, sobre todo porque el apoyo de la recuperación del turismo se desvanece a medida que la temporada de verano llega a su fin".

Pese a ello, aseguran que los riesgos para sus previsiones "están ampliamente equilibrados". Y aunque la desaceleración en el resto de la zona euro "puede pesar más en la producción española de lo que esperamos", también opinan que quizá el apoyo fiscal, "que llegó más rápido que en otros lugares y fue, hasta el más reciente plan alemán, también mayor que en otros lugares", puede ayudar a contrarrestar esta situación. De hecho, desde Pantheon remarcan que para el próximo año ven "un impulso neto positivo a la demanda interna gracias a los recientes anuncios fiscales", en alusión a los impuestos a la banca y a las energéticas y el 'impuesto de solidaridad' a las grandes fortunas que entrarán en vigor en enero de 2023.
"Nuestra previsión de crecimiento del PIB del 0,3% en el primer trimestre de 2023 y del 0,5% hasta el cuarto trimestre de 2023 es coherente con un crecimiento del PIB del 2% el próximo año", concluyen los expertos de la firma.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda