La disputa Qatar/ Airbus en lo tribunales londinenses

24 de enero de 2022

La cancelación por parte de Airbus de un pedido de 50 aviones A321 Neo para Qatar Airways ha avivado el conflicto que desde hace meses mantienen fabricante y aerolínea por culpa del deterioro que experimentan los modelos del A350.

Compartir en:

La firma catarí, primer accionista de IAG, solicitó el pasado día 20 una audiencia acelerada ante el Tribunal Superior de Inglaterra para tratar “nuestras graves y legítimas preocupaciones de seguridad en relación con la condición de degradación de la superficie que afecta negativamente a nuestra flota de Airbus A350 y que ha dado lugar hasta ahora a la inmovilización de 21 aviones Airbus A350”, señala la compañía aérea a través de un comunicado.

Qatar Airways ha insistido en que los daños no son superficiales y afectan al sistema de protección contra rayos. La estructura de estos aviones también queda expuesta a la humedad y a la luz ultravioleta, añade la aerolínea, que ha detectado grietas y otros daños alrededor de los remaches del fuselaje. De momento, el citado Tribunal ha aceptado el caso y la vista ha sido fijada en abril.

En su comunicado de prensa, Qatar Airways apunta que “Airbus debe llevar a cabo una investigación exhaustiva” para aportar una solución y garantizar la seguridad de sus A350. La aerolínea tiene bloqueada la llegada de nuevas unidades de este avión de largo radio del fabricante europeo y dice estar cumpliendo “con todas nuestras obligaciones en todos los contratos aplicables”. En medio de este choque, Qatar Airways lamenta que Airbus “haya tomado la aparente decisión de ampliar e intensificar este conflicto”, con la citada paralización del pedido de los A321 Neo. La compra de estos últimos se enmarca en un contrato firmado diez años atrás por un valor que superó los 4.000 millones a precios de catálogo.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda