Los Carulla consolidan su presencia en la vieja Gallina Blanca

20 de mayo de 2022

GB Foods, la antigua Gallina Blanca, cerró 2021 con una ampliación de capital que apuntaló sus fondos propios y que suscribió, íntegramente, su principal accionista: Agrolimen, la sociedad de la familia Carulla que, tras la operación, superó el 76% del capital de la compañía.

Compartir en:

Así consta en las cuentas consolidadas que GB Foods acaba de depositar en el Registro Mercantil, que además de radiografiar la evolución del negocio durante el pasado año, aporta cifras sobre las principales operaciones corporativas que acometió la compañía y que no habían sido detalladas. La principal, la compra al fondo Helios del 49% que no poseía de su filial africana, un negocio que puso en marcha en 2017 y que ahora tiene un importante peso en sus ventas, con siete fábricas y actividad en una treintena de países, como Nigeria, Ghana, Argelia y Senegal. Según detallan las cuentas, la operación se cerró por un total de 270,6 millones de euros, cantidad que fue “totalmente desembolsada” a la firma del contrato de la adquisición, el 2 de julio del año pasado. La operación le da a GB Foods el 100% de la sociedad Grupo GB Foods Africa BV, radicada en Países Bajos.
En 2021, la división África generó el 29% de las ventas del grupo de alimentación, casi 400 millones, cuatro puntos más que en el año anterior. Además, la mayoría de las filiales ubicadas en países africanos finalizaron el año aportando al beneficio neto del grupo, sobre todo en Ghana, con una ganancia neta de 5,1 millones, o en Argelia y Senegal, con un millón. La sociedad de la que GB Foods adquirió el 49% restante, y que es la holding del negocio africano, declaró un resultado neto de 3,6 millones.

Pero esta no fue la única operación con la que la antigua Gallina Blanca apuntaló su perímetro. Sus memoria financiera también revela que adquirió el 50% restante de Salsas de Salteras, marca que comercializa gazpachos y salmorejos bajo la marca García Millán y que está presente en la mayor parte de supermercados, por 35 millones.
La compañía adquirió el primer 50% de esta sociedad sevillana en 2018 por 17,5 millones, y desde entonces mantenía una opción de compra sobre la otra mitad, cuyo precio es del doble. Salsas de Salteras también es un negocio rentable para GB Foods, al cerrar el ejercicio 2021 con un beneficio neto de 3,7 millones. De ellos, elevó 763.000 euros a su propietaria vía dividendos. Esta también refleja la compra del 20% que no ostentaba en una compañía argelina, adquirido por casi dos millones de euros.
Operaciones tras las que Agrolimen, su propietaria, decidió reforzar los recursos propios de la compañía. Lo hizo a través de una ampliación de capital de 3,6 millones, aprobada el 17 de diciembre de 2021, que conllevó la emisión de 360 acciones, con un valor nominal de 10.000 euros cada una, y una prima de emisión aparejada de 16,4 millones. En total, 19,99 de inyección suscrita y desembolsada en la totalidad por la sociedad de la familia Carulla, que de esta forma, vio cómo su peso en el accionariado de GB Foods pasó de un 75,99% a un 76,37%.

La compañía de alimentación concluyó 2021 con los mejores resultados de su historia. Su cifra de negocios consolidada creció hasta los 1.293 millones de euros, un crecimiento del 1,8%. El beneficio neto creció en mayor proporción, un 15%, hasta los 137,7 millones, por una menor factura fiscal. Sin embargo, el resultado de explotación, pese a la mejora de ventas, fue ligeramente peor que el de 2020, un 1,3%, debido a los mayores costes por aprovisionamientos.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda