PELEA EMPRESARIAL POR ATLANTIA: Acs y los Benetton a la greña

07 de abril de 2022

ACS estudia lanzar una oferta de compra por la compañía italiana de movilidad y autopistas Atlantia, según ha informado la empresa presidida por Florentino Pérez a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. “Podemos confirmar que ACS tiene un acuerdo exclusivo con dos de los grandes fondos internacionales de inversión (GIP y Brookfield) en el cual ACS acabaría comprando la mayoría del negocio de concesiones de autopistas, sin que a fecha de hoy haya tomado una decisión al respecto”, han señalado desde la compañía.

Compartir en:

Atlantia ya es socia de ACS en Abertis, empresa española concesionaria de autopistas en la que la primera cuenta con el 50% más una acción y la segunda con el otro 50% menos una acción.
Sin embargo, según informaciones de Reuters y Bloomberg y el duiario Financial Times, el gigante estadounidense Blackstone estudia asociarse con los Benetton, principales accionistas de Atlantia, para tomar el 100% de la sociedad y sacarla del mercado, de acuerdo con fuentes cercanas a las negociaciones. Una eventual oferta entraría en competencia con los planes de ACS, que indicó ayer que está en proceso de asociación con GIP y Brookfield en una posible oferta. Así, la empresa italiana se dispara un 11% en la Bolsa de Milán, después de avanzar ayer un 2,45%. ACS ha arrancado la sesión con subidas en el entorno del 2%

El acuerdo de ACS con GIP y Brookfield para pujar por Atlantia es exclusivo ysegún Bloombeg ha presentado una oferta preliminar. De hecho, la agencia Reuters publica que GIP y Brookfield se reunieron con Edizione, la sociedad patrimonial de los Benetton, los días 3 y 23 de marzo, y presentaron la oferta el 30. Según esta misma fuente, junto a los Benetton y Blackstone, también otros accionistas de Atlantia como el prestamista de capital público CRT barajan sumarse a la contraofensiva.

El papel de los Benetton es clave, puesto que poseen el 33% de Atlantia. El clan industrial reforzó su control sobre la firma, al aumentar su participación tras la venta de 8.000 millones de euros de la unidad de autopistas italianas, Autostrade. La operación también puede suscitar el escrutinio del Gobierno italiano. En Italia, Atlantia controla Aeroporti di Roma, que gestiona el aeropuerto de Roma, y es accionista del aeropuerto de Bolonia. También tiene centros de operaciones en Niza y Saint-Tropez (Francia). Atlantia es asimismo uno de los principales accionistas de Getlink, propietaria del Canal de la Mancha.
La empresa italiana de infraestructuras tiene, tras las recientes subidas, un valor de mercado de 17.400 millones de euros. Su valor de empresa, incluida la deuda, es de más de 63.700 millones de euros. Si la operación incluye prima, sería la mayor del año, por delante de la compra de Blizzard por Microsoft. También se situaría como una de las mayores operaciones de infraestructuras de todos los tiempos.

ACS ya consideró una oferta por Autostrade, que era propiedad de Atlantia, antes de que la operadora de peaje fuera vendida a un grupo inversor liderado por Caja de Depósitos y Préstamos (CDP) y en el que participaron Blackstone (ambas posiblemente contraoferentes) y Macquarie. La operación llegó después del trágico derrumbamiento del puente Morandi en Génova, que provocó 43 víctimas mortales y desató la venta de la filial de autopistas. Desde entonces Atlantia se ha centrado en sus planes de expansión y planes de diversificación. Atlantia acordó comprar el negocio de tráfico de Siemens en una operación de 950 millones de euros. También tiene como objetivo inversiones en el sector de la movilidad, ya que la tecnología y los servicios digitales adquieren mayor importancia en las redes de transporte.
En paralelo, el pasado mes de enero Alessandro Benetton fue nombrado presidente de Edizione.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda