El automóvil reconoce sus graves problemas

13 de enero de 2022

El consejero delegado de Renault, de Meo, reconoció este jueves que los problemas de aprovisionamiento en semiconductores van a continuar durante todo este año, sobre todo en la primera mitad, pero menos que en 2021, cuando se tuvo que reducir la producción en 500.000 vehículos.

Compartir en:

"Pensamos que vamos a tener perturbaciones todo el año, pero sobre todo en el primer semestre", explicó De Meo en un seminario con periodistas organizado en el centro técnico que el grupo automovilístico tiene en Guyancourt, en la región de París. Reconoció que la situación actual "es difícil" con algunos proveedores en chips que no quiso nombrar. Preguntado sobre si cree que este año esa escasez de chips será más o menos importante, respondió que "no creo que sea peor" puesto que "las capacidades se van ajustando" a la demanda.

Poco antes, había confirmado que el grupo ha tenido que reducir los volúmenes de producción en 500.000 vehículos a causa de la falta de semiconductores. El consejero delegado hizo un repaso de la marcha de su plan de transformación Renaulution, presentado hace un año, y destacó "la profundidad" de los cambios que se han producido en estos doce meses, en los que aseguró que ya se han cumplido los primeros objetivos financieros. En concreto, señaló que se ha conseguido tanto la reducción en 2.000 millones de euros de los costos fijos y la disminución del punto muerto en un 30 %.
Y eso -subrayó- a pesar de los "vientos contrarios" derivados de fenómenos como la escasez de semiconductores. Afirmó que los nuevos vehículos que se han lanzado han funcionado mejor de lo que se esperaba. En el caso del Arkana, precisó que hay más de 60.000 encargos y que el 60 % de las ventas va al segmento de los clientes particulares, el más rentable.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda