Acciona pone a la venta otro “tramo” de su filial renovable

12 de enero de 2022

Acciona lanzó el año pasado la salida a Bolsa de su filial verde en la mayor OPV del mercado español desde 2015. La compañía planteaba vender entre el 15% y el 25% del capital, a una horquilla de entre 26,7 y 29,7 euros por acción, lo que valoraba la firma entre 8.800 millones y 9.800 millones.

Compartir en:

Las condiciones del mercado, sin embargo, fueron más complicadas de lo esperado tras el fracaso de los debuts de Opdenergy y Capital Energy. Finalmente, Acciona se vio obligado a fijar el precio de la OPV en el mínimo previsto y redujo el importe de la colocación al 15% del capital, que pudo ampliar después hasta el 17,25% por la ejecución del green shoe.
La compañía se comprometió entonces a no vender más acciones de la filial en los siguientes seis meses. Un periodo, conocido entre los inversores como lock-up, que expiró el pasado 1 de enero. Fuentes del mercado indican que, si bien la compañía no trabaja en una operación inminente, sí que contempla realizar una colocación acelerada en el medio plazo, cuando la acción tenga algo más de recorrido y la empresa muestre al mercado el éxito de su plan de negocio.

Desde su debut en el mercado, los títulos de Acciona Energía suben un 11,2%, hasta los 29,69 euros por acción a los que cerró ayer. Este precio está por debajo de los máximos del 30 de diciembre, cuando marcó los 32,98 euros por título. Con una capitalización cercana a los 10.000 millones y superior a los 8.800 millones que vale la matriz, ese 8% estaría valorado entre 800 y 1.000 millones, si bien es habitual que este tipo de colocaciones aceleradas se ejecuten con un cierto descuento sobre el precio de colocación.
Con la colocación inicial del 15%, el grupo controlado por la familia Entrecanales obtuvo en julio 1.320 millones y después se embolsó otros 200 millones al ampliarse la OPV en un 2,25% adicional. La compañía dedicó ese efectivo a reducir su deuda, después de perdonar 1.859 millones a su flamante filial para dejar limpio su balance para que luciera bien durante la OPV. Acciona Energía espera alcanzar los 20 gigavatios de potencia instalada desde los casi 11 actuales con una inversión de 7.800 millones hasta 2025.

La filial, que rompió todos los vínculos con la matriz en cuanto a financiación con la firma de un megacrédito de 2.500 millones, colocó el pasado septiembre 500 millones en bonos a seis años y un cupón del 0,375%, lo que supone una rentabilidad del 0,416% (su precio de emisión se sitúa por debajo del 100%, al quedar en el 99,758%). La operación despertó interés entre los inversores, que lanzaron peticiones por casi 4.000 millones de euros. También cuenta con un programa de pagarés por un importe máximo de 2.000 millones, que le permite financiarse a plazos por hasta dos años a tipos de interés cercanos a cero o por debajo. Su calificación crediticia así se lo permite, en teoría, con una nota de BBB- de acuerdo a Fitch, y de BBB, según DBRS. En ambos casos, la deuda es calificada como grado de inversión y cuenta con perspectiva estable.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda