ORGANIZADO POR IBERDROLA

El Rey clausura el hub tecnológico vasco

23 de noviembre de 2021

El Rey Felipe VI se ha reunido en Bilbao con las empresas colaboradoras del Global Smart Grids Innovation, un Hub tecnológico promovido por Iberdrola y la Diputación Foral de Bizkaia que está dotado de las últimas novedades en digitalización, inteligencia artificial y analítica avanzada de datos.

Compartir en:

Se trata de un centro en el que trabajan ya 50 empresas, centros tecnológicos y universidades en 120 proyectos por valor de 110 millones de euros. El centro de innovación es uno de los proyectos estratégicos de la compañía que, desde Bilbao y para todos los mercados internacionales, trabajará en el desarrollo de las redes eléctricas del futuro; la piedra angular de la transición energética. Este espacio de colaboración público-privado -con más de 1.000 m2 y ubicado en la sede de redes de Iberdrola, en Larraskitu- nace con el objetivo de acelerar la innovación y la I+D+i en el verdadero sistema nervioso de la descarbonización: las redes inteligentes. Un hub, que aúna tecnología de vanguardia, investigación, formación y emprendimiento, está dotado de las últimas novedades en digitalización, inteligencia artificial y analítica avanzada de datos, entre otros muchos campos.

Don Felipe se ha interesado por los diferentes proyectos y específicamente por el desarrollo de las redes inteligentes, su sostenibilidad, eficiencia y cómo redundará en la calidad de los servicios. El presidente de Iberdrola ha destacado la importancia del emprendimiento y de la inversión para trasladar a la sociedad un mensaje de compromiso y de confianza. La Torre Iberdrola de Bilbao ha acogido hoy también una sesión plenaria de la ERT, organización que engloba a los principales empresarios industriales europeos. En ella, han intervenido, entre otros, don Felipe, el vicepresidente de la CE, Timmermans, el presidente de la ERT, Svanberg y el propio presidente, Galán.

Don Felipe ha manifestado que la competitividad y los objetivos climáticos no son mutuamente excluyentes. En estos momentos de desafíos sin precedentes es más importante que nunca la acción concertada de gobiernos, empresas y ciudanía.

Svanger ha reconocido la buena oportunidad de este encuentro para intercambiar ideas sobre algunas de las principales tendencias económicas y sociales en un momento de aceleración de la transición ecológica y digital.
Por su parte, el presidente, Galán, en su intervención ante la ERT, ha afirmado que situar la descarbonización en el centro de la estrategia europea y destinar recursos a sectores de futuro mejorará la competitividad global de la economía y generará empleos duraderos y de calidad. España, el País Vasco y Vizcaya son grandes ejemplos de los beneficios de esta transformación.

Principales características del Smart Grid Innovation Jub

El Global Smart Grids Innovation Hub se configura en un polo de polo de atracción de talento y de fomento de las nuevas tecnologías que hará posible la transición energética, maximizando el uso de las renovables, integrando plenamente los sistemas de almacenamiento de energía y optimizando el acceso a nuevos usos de la electricidad, como la movilidad y la climatización. Antes de su puesta en marcha oficial, Iberdrola y la Diputación Foral de Bizkaia han aunado de momento las capacidades de 50 empresas industriales, universidades y centros tecnológicos, que aportan su capacidad tecnológica, carácter industrial y experiencia investigadora.
El hub de innovación de redes inteligentes es también un proyecto colaborativo internacional, que agrupa el potencial de más de 200 profesionales en el desarrollo de proyectos de innovación que se desarrollarán en países de Europa, América y Oriente Medio. Hasta el momento, se han identificado 120 proyectos por valor de 110 millones de euros.

Soluciones digitales, desarrollo empresarial y diseño del trabajador conectado/seguro

Las líneas de trabajo aportarán soluciones en nuevos materiales y tecnologías para la reducción del impacto ambiental de las instalaciones eléctricas, equipos para facilitar integración de las energías renovables y potenciar el despliegue del vehículo eléctrico, la electrónica de potencia y los sistemas de almacenamiento de energía, o la digitalización de la red de distribución apoyada en los sistemas de telecomunicaciones de última generación, como el 5G. Asimismo, fomentará soluciones relacionadas con el ahorro y la eficiencia energética a partir de la gestión de la demanda o la reducción de pérdidas en la red. Entre los principales ámbitos de innovación del hub se encuentra la digitalización de la red de baja tensión, la base para construir la smart city del futuro. En este sentido, los proyectos se orientarán a desarrollar la nueva generación de contadores inteligentes y conseguir que equipos y la red proporcionen datos e inteligencia.
Asimismo, se trabajará en las nuevas subestaciones inteligentes y sostenibles con el fin de sustituir los actuales ‘haces’ de cables de control por ‘buses’ de datos compartidos, utilizando soluciones basadas en el concepto de ‘internet de las cosas’.

El Global Smart Grids Innovation Hub también promoverá la transferencia de conocimiento mediante becas y posgrados; servirá de catalizador para el desarrollo empresarial a través de programas de incubación y aceleración de startups; y activará actuaciones de inteligencia competitiva, como el diseño de conferencias globales. Otro de los ejes de actuación girará en torno al trabajador conectado y la robotización de las operaciones, con el fin de hacer uso de equipamiento sensorizado para recibir información en tiempo real de riesgos. Además, utilizará robots terrestres y aéreos (drones) para realizar operaciones de forma remota, evitando desplazamientos y trabajando de forma más segura y eficiente. El Global Smart Grids Innovation Hub está conectado con la estrategia Biscay Startup Bay, ya que se convertirá también en un lugar de scaleup de los startups del sector energético que se instalen en la Torre Bizkaia.

Inversiones para responder a los retos de la economía verde

Iberdrola lleva dos décadas liderando la transición energética, actuando como agente tractor clave en la transformación del tejido industrial y la recuperación verde de la economía y el empleo. Para ello, la compañía ha lanzado un plan de inversión histórico de 150.000 millones de euros en la próxima década -75.000 millones de euros para 2025-, con los que triplicar la capacidad renovable y duplicar los activos de redes y aprovechar las oportunidades de la revolución energética que afrontan las principales economías del mundo.
Casi la mitad de este volumen de inversión irá destinado a la actividad de redes eléctricas, con el objetivo de dar continuidad a su despliegue, consolidar una sólida red de distribución y dotarla de flexibilidad, en base a un ambicioso proceso de digitalización como elemento clave para responder a las necesidades futuras del sistema eléctrico.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda