Iberdrola adjudica a Vesta unas turbinas para Polonia

27 de diciembre de 2021

Iberdrola ha adjudicado a Vesta un nuevo contrato de suministro e instalación de turbinas para el parque eólico Korytnica II, en Polonia, uno de los nuevos mercados de crecimiento de la compañía. Según ha informado a través de un comunicado, está previsto que las obras comiencen antes de finales de año y que la entrega de los aerogeneradores comience en el cuarto trimestre de 2022.

Compartir en:

El proyecto de 50,4 megavatios (MW), situado en la provincia de Mazowieckie, al noreste de Varsovia, constará de 14 aerogeneradores V126-3,45 MW, cuya capacidad ha sido ampliada a 3,6 MW, y una altura de buje de 132 metros. La construcción correrá a cargo de la empresa de ingeniería civil CJR Renewables, que ya levantó Korytnica I (82,5 MW) en 2015. Del mantenimiento de la instalación se encargará Vestas en virtud de un acuerdo marco a largo plazo.
La producción de Korytnica 2 se venderá a través de un PPA con el apoyo de un contrato por diferencia (CfD) obtenido en la cuarta subasta celebrada en Polonia en junio de 2021. Con la puesta en marcha de Korytnica II, prevista para principios de 2023, la capacidad eólica terrestre de Iberdrola en Polonia alcanzará 163 MW, incluyendo los parques eólicos ya operativos Korytnica I (82,5 MW) y Zopowy (30 MW).
Iberdrola también está desarrollando una cartera de proyectos eólico-marinos en Polonia que incluye siete proyectos con una capacidad potencial de hasta 7.300 MW.
Por otro lado, la compañía recuerda que ha lanzado un plan de inversión de 75.000 millones de euros para el periodo 2020-2025, con el objetivo de duplicar su capacidad renovable y aprovechar las oportunidades que ofrece la revolución energética a la que se enfrentan las principales economías del mundo. Tras 20 años impulsando la transición energética, con unas inversiones de 120.000 millones de euros, Iberdrola es líder en energías renovables, con una capacidad instalada superior a los 37.000 MW, lo que convierte su parque de generación en uno de los más limpios del sector energético. Con unas emisiones de 98 grCO2/kWh, dos tercios menos que la media europea, la estrategia de Iberdrola de invertir en energías limpias y redes le permitirán convertirse en una empresa neutra en carbono en Europa en 2030

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda