Seat logra un beneficio de 5M€

04 de mayo de 2022

Seat, que pertenece en la actualidad al grupo Volkswagen, vuelve a la senda de la rentabilidad en el primer trimestre de 2022, al lograr un beneficio operativo de 5 millones de euros, en comparación con las pérdidas de 36 millones de euros de un año antes, según recogen las cuentas trimestrales de su matriz.

Compartir en:

La compañía justificó esta mejora de los resultados entre enero y marzo por la optimización de los costes fijos y también de los ingresos, por el 'mix' de modelos, al tiempo que apuntó que a esta vuelta a beneficios contribuyó el incremento de la demanda del Cupra Formentor y la buena acogida en el mercado del eléctrico Born.
Desde Seat resaltaron que el impacto negativo en el volumen de ventas y el incremento en los precios de las materias primas se vio compensado en el trimestre con la mejora en la gestión de los ingresos y la optimización de costes.
Las matriculaciones mundiales de la firma con sede en Martorell (Barcelona) alcanzaron un volumen de 91.407 unidades en el primer trimestre de 2022, lo que representa una disminución del 27,2% en la comparativa con el mismo período del año precedente.
En concreto, las entregas mundiales de la enseña Cupra alcanzaron los 25.500 vehículos en los tres primeros meses del año, lo que se traduce en una fuerte subida del 72,3%, que, según la empresa, contribuyó "positivamente" al beneficio operativo corporativo.
Entre enero y marzo de este ejercicio, la compañía automovilística contabilizó una cifra de negocio de 2.404 millones de euros, un 15,6% de disminución respecto a los 2.851 millones de euros que facturó en el mismo trimestre de 2021.

De cara a lo que resta de 2022, Seat prevé que este ejercicio sea el de "regreso a los beneficios", en línea con lo demostrado en el primer trimestre, que pone de manifiesto que la firma "está en el camino correcto hacia la rentabilidad". Para lograr este objetivo de rentabilidad a cierre de 2022, la compañía centrará su atención en palancas clave como las estructuras de costes y también en las eficiencias en los diferentes procesos estratégicos.
Asimismo, la firma automovilística española también trabajará en la mejora de factores relevantes como la gestión de los ingresos, "que construirán una estructura financiera más sólida y sostenible en el tiempo". La fórmula aplicable en realidad todavía no está clara, pues podría venir a través de un alza porcentual de manera escalonada o de una paga extra anual, aunque en este último caso tendrían que asegurarse de que esa sobrepaga se aplique sobre las tablas salariales. Prevén que los bancos darán por amortizada la pérdida de alrededor de 5 puntos porcentuales de salario de 2021 (IPC del 6,2% a cierre de año menos un aumento del 0,5% del salario según convenio), así que tratarán de convencer a la dirección de las entidades de la importancia de realizar estos aumentos, sobre todo teniendo en cuenta que parten de unos incrementos ultraajustados. Conseguir una mejora a través del observatorio también les permitirá estar en una mejor posición negociadora de cara a la renovación del convenio. El motivo principal para la activación de las cláusulas de revisión mediante la apertura de los denominados observatorios sectoriales es la mutación radical que ha sufrido el entorno económico desde la firma de estos convenios. Y no solo eso. Estos acuerdos marco sectoriales también deberán incluir ahora cambios regulatorios como la entrada en vigor de la nueva reforma laboral, así como el nuevo escenario bancario derivado del intenso proceso de concentración.

El grupo automovilístico Volkswagen duplicó en el primer trimestre el beneficio neto atribuido, hasta 6.555 millones de euros, respecto al año anterior, "pese a un entorno global difícil". Volkswagen informó este miércoles de que el resultado operativo asciende a 8.323 millones de euros (+73%) y dispara la rentabilidad hasta el 13,3%.
El grupo ya había adelantado a mediados de abril algunas cifras del balance del primer trimestre del ejercicio, en el que también tuvo efectos positivos de 3.500 millones de euros del valor de instrumentos financieros para cubrirse de fuertes cambios de los precios de las materias primas.
Además, la disciplina de costes y la venta de modelos más caros contribuyeron a que el resultado operativo fuera robusto, incluso antes de este efecto positivo del valor de instrumentos financieros.
La cifra de negocio se eleva a 62.742 millones de euros, un 0,6% más. La posición de liquidez de la división de automoción creció hasta 31.065 millones de euros a cierre de marzo (+4,8%).

Compartir en:

Crónica económica te recomienda