Ikea España: beneficio de 81,4 M€

03 de mayo de 2022

Ikea Ibérica, la filial con la que el grupo sueco de distribución lleva a cabo su negocio en España, cosechó un beneficio neto de 81,4 millones en su ejercicio fiscal 2021, que finalizó el 31 de agosto del año pasado, tal y como consta en las cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil. Esa ganancia fue destinada en su totalidad a la entrega de un dividendo a su matriz, Ingka Group.

Compartir en:

El resultado supuso una mejora del 18% respecto al anterior, que estuvo directamente impactado por los cierres provocados por el coronavirus, aunque sigue sin estar en los niveles de rentabilidad previos a la pandemia. En concreto, esos 81,4 millones están un 15% por debajo del beneficio que Ikea Ibérica obtuvo en 2019, pese a cerrar el último ejercicio con unos ingresos un 12,2% superiores a los de aquel año contable. Estos, de 1.681,6 millones, también representaron un crecimiento del 16% respecto a los del ejercicio 2020. Dos factores explican el crecimiento de los ingresos de la filial en estos dos últimos años. El primero, la absorción de Ikea Norte, bajo la que operaba su tienda de Barakaldo, y que presentaba sus cuentas de manera independiente hasta el cierre del ejercicio 2019.
Otro, el peso que ha adquirido el negocio online. A la conclusión del ejercicio 2021, este generó unos ingresos de 356 millones, un 90,4% más respecto al ejercicio anterior y más del triple que en 2019. Esa cifra ya representa el 21,2% de la facturación total de la empresa. Hace dos años, era del 7,2%.
El consejero delegado de Ikea Ibérica, Acar, nombrado en septiembre del año pasado, explica en una carta incluida en el informe no financiero que el pasado año no estuvo “exento de dificultades, con una realidad social, climática y sanitaria compleja en la que la responsabilidad corporativa es aún más relevante”.
“La situación sanitaria originada por la irrupción de la Covid-19 ha representado numerosos desafíos que han requerido una rápida toma de decisiones y agilidad en la gestión de los riesgos para asegurar la continuidad del negocio, pero a la que hemos dado respuesta de manera ética y responsable”, añade.

A la conclusión del último año contable, Ikea contaba con 18 tiendas situadas en A Coruña, Asturias, Zaragoza, Cataluña, País Vasco, Valencia, Murcia, Madrid, Valladolid, Sevilla, Málaga y Cádiz, además de dos centros de atención al cliente, uno en Valladolid y otro en Asturias. Si se suma todo lo que la empresa considera “puntos de encuentro”, es decir, tiendas, puntos de recogida de compras, o tiendas efímeras, entre otras, Ikea contaba con más de un centenar de localizaciones distintas de seis formatos diferentes.
De cara al ejercicio 2022, Ikea Ibérica mostraba su estimación de “mantener cifras similares” en ventas a las del ejercicio 2021, “siempre que sigamos sin restricciones y se vayan solucionando los problemas globales en la cadena de suministro”.
La previsión, eso sí, no tiene en cuenta el escenario inflacionista que llevó al grupo sueco a anunciar una subida de precios del 9% a nivel global, y que posteriormente elevó al 12%.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda