Un 51% de las empresas subirá sus precios

18 de abril de 2022

Según el estudio 'Pulso de la Mediana Empresa Española' de Grant Thornton, se trata de una tendencia generalizada entre el grueso de los directivos nacionales, en el que sólo un 12% reconoce que cuenta con margen para reducir sus precios en los próximos meses.

Compartir en:

En líneas generales, la salud de la mediana empresa se mantiene todavía en el terreno positivo que alcanzó durante la primera mitad del pasado año (0,3 puntos en un baremo entre -50 y 50) después de registrar durante tres ejercicios consecutivos números negativos. Aunque el índice desciende un punto con respecto al mismo periodo del pasado año y se ubica por debajo de la media europea (2,3) y global (1,2), la salud del 'mid-market' español se mantiene todavía en la parte positiva de la tabla.
Un 62% de los empresarios identifica la escalada del precio de la energía en un contexto inflacionista como el principal limitador para hacer crecer su negocio durante el próximo año, situando los niveles de preocupación en su cifra más alta en la última década. Un dato que supera a la preocupación media de las empresas europeas (50%) y a nivel global (56%).Como solución al entorno desafiante, la mediana empresa española confía todavía en el mercado exterior. Un 44% de los directivos preguntados por Grant Thornton aseguran que aumentarán su nivel de exportaciones durante el presente año en búsqueda de nuevas vías de ingresos. "En nuestra última oleada, las expectativas de la mediana empresa en torno al ritmo de la recuperación se ralentizan consecuencia principalmente de los vaivenes en tablero internacional y, sobre todo, por la preocupación por la inflación”, destaca Galcerán, presidente de Grant Thornton.

El índice de Grant Thornton se obtiene mediante una media, que sopesa cuáles son las perspectivas de crecimiento frente a las barreras que las compañías españolas vislumbran como preocupantes. En este sentido, las perspectivas de crecimiento de los directivos mantienen todavía la senda alcista, aumentando ligeramente en 1,8 puntos respecto a principios de 2021. Casi la mitad de los empresarios consultados (49,8%) vislumbran hasta el momento algún signo positivo, apoyados principalmente en la confianza que mantienen en la mejora de la coyuntura económica (51%) y en el aumento de las inversiones previstas para el presente año (40%). Se trata de dos aspectos que también mejoran a nivel europeo y a nivel global.
Los efectos de la incertidumbre generalizada se aprecian también en los aspectos relacionados con la previsión de ingresos y beneficios. Si bien más de la mitad de los empresarios (53%) esperan aumentar su facturación y el beneficio (46%), la comparativa con relación al primer semestre de 2021 muestra cierta desaceleración, con una caída de 2 puntos en los ingresos y un estancamiento en lo que se refiere a la previsión de crecimiento del resultado neto.
Existe todavía un moderado optimismo en materia de esfuerzo inversor. En concreto, el 40% de los directivos 'mid-market' apuestan por aumentar sus inversiones en los próximos 12 meses (3 puntos más que a principios de 2021), siendo los activos intangibles el segmento que focalizará el grueso de estas inversiones. Así, el 43% de los directivos prevén invertir en el próximo año en nuevas plantas y maquinaria y un 26% en edificios de nueva construcción.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda