Telefonica sigue haciendo caja

27 de junio de 2022

Telefónica sigue sacando partido de la venta de activos considerados no estratégicos en el mercado español. De ellos, buena parte están vinculados a la migración del cobre a la fibra. Así, Telefónica de España, dentro los resultados por enajenaciones de inmovilizado material, registró en 2021 unas plusvalías de casi 350 millones de euros por la enajenación de activos no claves para las actividades de la compañía, fundamentalmente edificios de centrales, centros de datos, cables de cobre y constitución de usufructos. En 2020, las plusvalías por este tipo de desinversiones habían rondado los 202 millones.

Compartir en:

La compañía realizó distintas operaciones en este ámbito durante el pasado año. En su informe financiero anual correspondiente a 2021, Telefónica de España explica que, en diciembre del pasado año, formalizó la venta con arrendamiento posterior sobre parte de su red de cobre, en los que se tiene la certeza de que en una determinada fecha dejarán de ser necesarios, según se vayan apagando las centrales de cobre que están repartidas por la geografía nacional. La firma de dicha operación supuso para Telefónica de España el reconocimiento de una plusvalía por importe de 183 millones de euros.

 

 

La operación afectó a 768 centrales de cobre. Los cables objeto de la venta fueron posteriormente arrendados por Telefónica por un periodo que oscila entre los 24 y los 42 meses.

Además, en 2021, Telefónica de España procedió a constituir un derecho real de usufructo sobre determinados emplazamientos (199) por 28 a 30 años. La plusvalía total obtenida en el ejercicio ascendió a 22,35 millones de euros.

Fibra óptica

De igual forma, en marzo del pasado año, la compañía firmó un contrato de venta de una serie de infraestructuras de verticales de fibra (FTTH), situadas en diferentes ubicaciones, registrando una plusvalía de casi nueve millones de euros.

A su vez, en el apartado de activos mantenidos para la venta, Telefónica de España suscribió en 2021 un nuevo contrato para la venta de dos centros de datos a Data Holdings Future, por un importe superior a 80 millones de euros. La plusvalía total en el ejercicio por esta operación ascendió a 17,6 millones.

Los resultados por enajenaciones y otras recogen en 2021 la plusvalía generada como consecuencia de la formalización en abril de 2021 de la venta por parte de Telefónica de España de su participación en Acens, filial dedicada al negocio cloud, por un importe de 75,1 millones de euros. En el informe, Telefónica de España explica que el 30 abril de 2021 procedió a la venta del 100% de las participaciones mantenidas en la sociedad Acens Technologies a favor de Telefónica Cibersecurity & Cloud Tech, por un importe de 110 millones de euros, abonados en su totalidad. Con anterioridad, Telefónica de España acordó el reparto de dividendo por parte de Acens, por un importe de 10 millones.

Ya en 2020, Telefónica de España realizó una importante aportación de fondos a Tech. Ese año, Telefónica Cibersecurity Tech adquirió los activos que constituían la unidad económica de los negocios de ciberseguridad y cloud de la división española, por 10 y 25,5 millones de euros, respectivamente.

El grupo aprobó estas transacciones para reforzar los negocios de la nueva Tech, especialmente en el segmento de las tecnologías de la información para pymes, en paralelo con distintas adquisiciones en el ámbito cloud en Reino Unido, España y Alemania.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda