Enel eleva sus inversiones en Endesa: 8.640 millones en tres años

22 de noviembre de 2022

La eléctrica italiana Enel, principal accionista de la española Endesa y con importante presencia en América Latina, ha presentado este martes su plan estratégico 2023-2025,marcado por la reducción de deuda. La entidad prevé vender activos y salir de mercados como Perú, Argentina o Rumanía para centrarse en sus seis áreas clave: Italia, España, EE UU, Brasil, Chile y Colombia. En total planea ventas de activos por 21.000 millones de euros.

Compartir en:

Igualmente, ha actualizado su plan de inversiones: prevé invertir alrededor de 37.000 millones de euros, un 17,7% menos que en el periodo 2022-2024, para el que anunció 45.000 millones.Sin embargo, el tijeretazo no afectará a Endesa, que verá aumentadas las inversiones hasta los 8.640 millones de euros. Es un 15,2% más que en el anterior plan estratégico. En renovables, Endesa prevé desarrollar de aquí a 2025 4,75 gigavatios (GW) de los 21 GW que espera llevar a cabo el grupo.


Así, la eléctrica española será el destino del 26% de las inversiones por 17.000 millones de euros en renovables en el periodo de Enel, con unos 4.300 millones de euros, tan solo por detrás de Italia (32%) y Estados Unidos (28%). Esta cifra representa casi un 39% más de lo previsto para en su plan anterior, que ascendía a 3.100 millones de euros, en una clara apuesta de Endesa por seguir impulsando la generación 'verde'.

Así, en 2023 la inversión en renovables de Endesa será de unos 1.300 millones de euros, para crecer en los dos ejercicios siguientes (2024 y 2025) hasta los 1.500 millones de euros anuales. Mientras, Endesa destinará un total de 2.600 millones de euros al desarrollo de redes en el periodo 2023-2025, frente a los 2.900 millones de euros en su plan anterior para 2022-2024, otros 600 millones de euros a 'retail' y unos 300 millones de euros a Enel X.

Recorte de deuda
La empresa está trabajando para recortar la deuda, que se elevó a un récord de 69.700 millones de euros a finales de septiembre, según Bloomberg. Enel pretende recortar esta cifra hasta un abanico de 58.000 a 62.000 millones de euros a finales de diciembre, para luego reducirla a entre 51.000 y 52.000 millones de euros a finales del próximo año.
Starace, CEO del grupo, ha avisado de que quedan tiempos difíciles por delante, citando tanto los altos precios del gas como las medidas del gobierno (incluido un impuesto a los beneficios extraordinarios en el sector energético) para hacer frente a la crisis. Dijo que espera "al menos un par de años de un par de años de turbulencias", por lo que la empresa está "adoptando un enfoque más conservador". La empresa recortó este mes su previsión de beneficios para a entre 5.000 y 5.300 millones de euros, ante el impacto de la crisis energética sobre sus actividades en Italia. Asimiso, Starace, de 67 años, aseguró que buscará un cuarto mandato al frente de la empresa cuando termine el actual, la próxima primavera.

El grupo energético, de capital mayoritariamente público, prevé que en los próximos tres años su beneficio neto aumente entre un 36% y un 40%, desde los entre 5.000 y 5.300 millones de euros que se estiman para este 2022, hasta los entre 7.000 y 7.200 millones para 2025. Asimismo, Enel estima que su resultado bruto operativo (ebitda) ascienda a entre 22.200 y 22.800 millones de euros en 2025, más de un 16% que el calculado para el año en curso, que es de entre 19.000 y 19.600 millones de euros.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda