Iberdrola avanza en la venta de su macrocartera de renovables

16 de noviembre de 2022

Iberdrola prevé culminar el llamado Proyecto Romeo en los próximos meses. Se trata de buscar una alianza con un gran inversor que tome una participación minoritaria en su cartera de renovables españolas. Está conformada por 150 MW eólicos, a los que se suma un importante pipeline, del que el 80% es fotovoltaica y el 20% eólica.

Compartir en:

La eléctrica ya ha recibido la primera ronda ofertas por este activo, en un proceso que coordina Barclays. Ha recibido interés de un gran grupo de diversos inversores en este tipo de activos. Entre los que han rondado la operación destacan aseguradoras como Allianz, fondos de pensiones, como CDPQ, Omers y OTPP, grandes fondos estadounidenses como GIC y vehículos de inversión en infraestructuras de JP Morgan, pero también fondos soberanos, como GIP.
Tras haber recibido ya la primera ronda de ofertas, Iberdrola ya ha seleccionado a los finalistas. La operación se encuentra actualmente en su segunda fase. Y la compañía aguarda que se remitan estas pujas finales próximamente. La compañía que pilota Ignacio Sánchez Galán espera obtener en torno a 600 millones con esta operación. Se tratará de su primer movimiento tras la presentación de su nuevo plan estratégico. Este prevé invertir 47.000 millones hasta 2025, de los cuales, dedicará 17.000 millones a renovables y 36.000 millones a redes. A estos se suman otros 11.000 millones que dedicará a la integración de su operación estrella de los últimos años, la toma de la compañía estadounidense PNM Resources.

Por otra parte, Iberdrola ha cerrado una emisión de bonos verdes por un importe total de 1.500 millones de euros en una operación a doble tramo, consistente en 750 millones con vencimiento a seis años y 750 millones con vencimiento a diez años, "incrementando el importe previsto por la elevada demanda recibida", según ha notificado la eléctrica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
"Con una fuerte demanda que ha superado los 5.300 millones, 2.500 millones de euros en el tramo a seis años y los 2.800 millones de euros en el tramo a 10 años, los márgenes de crédito se han fijado en niveles muy estrechos, de 40 y 63 puntos básicos sobre las correspondientes referencias midswap para cada plazo, lo que ha permitido fijar unos cupones de 3,125% y el 3,375%, respectivamente", ha informado la entidad.
La emisión se ha colocado entre un conjunto de 230 inversores, de los cuales 158 han participado en el tramo a seis años y 178 en el tramo a diez años (participando muchos en ambos tramos simultáneamente). Los inversores pertenecían en su inmensa mayoría a distintos países europeos, así como al Reino Unido.
Los fondos obtenidos se destinarán a activos elegibles verdes, tal y como se definen estos en el Marco de Financiación Verde de Iberdrola.

En la colocación han participado diez bancos internacionales como JP Morgan (Coordinador), Caixabank, Citi, Commerzbank, Crédit Agricole, Deutsche Bank, Morgan Stanley, MUFG, Natwest y Royal Bank of Canada, en un contexto de mercado menos volátil tras la publicación de los últimos datos de inflación en Estados Unidos.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda