Securitas Direct España supera los 900 M€ de facturación

27 de diciembre de 2021

La compañía especializada en la venta e instalación de alarmas para hogares y empresas registró una facturación de 907 millones de euros en 2020, lo que supone un 10,6% más que en el ejercicio anterior, según reflejan las últimas cuentas de la empresa depositadas en el Registro Mercantil.

Compartir en:

En realidad, en los últimos años Securitas Direct no ha dejado de batir sus cifras de negocio en España cada año. Según los datos consultados a través de Insight View, desde 2008 ha más que triplicado su facturación al pasar de 273 millones a los citados 907 millones obtenidos en 2020.
En 2019 ya batió su récord de facturación con 820 millones; en 2018 lo hizo con 686; en 2017 con 589; en 2016 con 508; y en 2015 con 447 millones.

No obstante, este aumento de la facturación no se vio reflejado de igual modo en el beneficio de la compañía, ya que cayó un 5,4% hasta los 70,5 millones de euros que irá destinado íntegramente a reservas. El año anterior, el resultado de Securitas Direct España ya había caído un 12% respecto a 2018.
En parte, se vio influenciada por el aumento del gasto en personal (+19,5%) hasta los 239 millones de euros. Y es que, la compañía destaca en sus cuentas y en su memoria adjunta que en 2020 amplió la plantilla en 1.371 empleos netos. Así, la plantilla media ha crecido un 10% hasta contar con 7.336 trabajadores al cierre del año.
Igualmente, detalla que cerró el ejercicio con 1,5 millones de clientes y que en las dos centrales receptoras de alarmas (en Madrid y en Cornellá) se gestionaron 20.000 intrusiones e intentos de intrusión y más de 2.900 casos de emergencia médica, gracias al parque de alarmas instaladas.
Por otro lado, el auditor de las cuentas, PwC, incluye en su informe de auditoría una conclusión con salvedades debido a que Securitas Direct España no proporciona información sobre le desglose de la remuneración media de los consejeros y directivos “incluyendo la retribución variable, dietas, indemnizaciones, el pago a sistemas de previsión de ahorro a largo plazo y cualquier otra percepción desagregada por sexo”. Se trata de una opinión con salvedades que ya se incluyó en las cuentas de años anteriores desde 2016.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda