Iberdrola impulsa las renovables

30 de mayo de 2022

Iberdrola mantiene su liderazgo en el impulso del desarrollo de las energías renovables en España, donde actualmente tiene en construcción 500 nuevos MW eólicos y solares. La compañía está desarrollando diez nuevas plantas, con una inversión superior a los 350 millones de euros. Conjuntamente, estas instalaciones tendrán capacidad suficiente para suministrar energía limpia a 257.000 hogares y evitarán la emisión a la atmósfera de más de 117.000 toneladas de CO2 al año.

Compartir en:

La mayoría de los nuevos desarrollos corresponden a instalaciones fotovoltaicas, en las que la compañía colocará cerca de 720.000 paneles. Entre ellas desatacan en Extremadura las plantas Tagus I, II, III y IV, ubicadas en la localidad cacereña de Alcántara. Con 200 MW de capacidad, estas cuatro instalaciones contarán con módulos bifaciales que permiten una mayor producción al disponer de dos superficies sensibles a la luz. Así, una vez que entren en operación, generarán conjuntamente más 313.650 MWh al año, lo que equivale a abastecer a más de 95.850 hogares, evitando la emisión de 43.250 toneladas de CO2.

Andalucía es otra de las regiones clave en los planes de Iberdrola en el desarrollo de la energía solar. En esta comunidad la compañía está promoviendo cuatro nuevas plantas fotovoltaicas, declaradas de interés estratégico por la Junta de Andalucía. Tres de ellas (Poleo, Cornicabra y Espliego) forman parte del proyecto Guillena, en el municipio sevillano de Castilblanco de los Arroyos. Estas instalaciones, que suman una potencia de 144 MW, suministrarán energía a 72.000 hogares y evitarán cada año la emisión de 32.000 toneladas de CO2.

 

Además, en Medina Sidonia (Cádiz), Iberdrola está construyendo la planta de Cespedera, que con 27 MW generará suficiente energía verde para cubrir el consumo de 15.500 hogares y evitar que se emitan a la atmósfera 7.000 toneladas anuales de CO2. Estos proyectos generarán hasta 680 puestos de trabajo en los períodos de punta de la obra, contribuyendo así al desarrollo de la economía andaluza.

 

En Castilla y León Iberdrola está construyendo en Salamanca la planta fotovoltaica de Villarino, que supondrá la instalación de 50 MW de energía verde. Una vez operativa esta infraestructura generará suficiente energía limpia para abastecer a una población cercana a 27.000 hogares y evitará la emisión de la atmósfera de 12.000 toneladas de CO2 al año.

En esta misma comunidad la compañía está llevando a cabo el parque eólico Valdemoro, de 50 MW. Este parque contará con once aerogeneradores capaces de abastecer a más de 48.000 hogares y evitar 23.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Con estas iniciativas, la compañía creará hasta 370 nuevos puestos de trabajo en la región, en su mayoría de carácter local.

 

La compañía, lista para iniciar la construcción de otros 245 MW renovables

 

Adicionalmente, Iberdrola ya ha obtenido las Declaraciones de Impacto Ambiental para la construcción de los proyectos fotovoltaicos de Alcarria (40 MW) en Castilla-La Mancha, Peñarrubia (50 MW) en Murcia y Virgen de Areños (50 MW) en Castilla y León. También cuenta ya con esta autorización el parque eólico El Escudo (105 MW), en Cantabria. Su construcción se iniciará una vez se hayan obtenido el resto de los permisos necesarios.

 Iberdrola lidera desde hace más de dos décadas la transición energética. La compañía ha lanzado un plan de inversión histórico de 150.000 millones de euros en la próxima década -75.000 millones de euros para 2025-, con los que espera triplicar su capacidad renovable en el mundo y duplicar los activos de redes.

 

En España, el grupo lidera el sector renovable con una capacidad instalada de más de 17.400 MW, que alcanzarán los 25.000 MW en los próximos años gracias a su plan inversor que prevé destinar 14.300 millones a 2025 al despliegue de un ambicioso plan de renovables y de redes eléctricas inteligentes.

 Iberdrola sube en Bolsa más de un 10% con dividendos en lo que va de año, su cotización marca máximos de más de 13 meses y roza niveles nunca vistos. La capitalización de la energética se sitúa en unos 73.000 millones de euros, la mayor de la Bolsa española, e iguala el valor conjunto de Naturgy, Repsol y Endesa. Los bancos de inversión recomiendan de forma mayoritaria comprar las acciones de la compañía, reconocen su histórica creación de valor y anticipan buenas expectativas en el mercado a medio y largo plazo.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda