IAG ABNDONA LA COMPRA DE AIR EURIOPA

So años después IAG tira la toalla

15 de diciembre de 2021

La compra de Air Europa por parte de IAG está a punto de naufragar. El grupo de aerolíneas dueño de Iberia y de Bristish Airways, entre otras marcas, ha comunicado a la CNMV que está en negociaciones avanzadas con Globalia, dueña de Air Europa, para rescindir el acuerdo firmado el 4 de noviembre de 2019 y modificado en enero de este año para comprar la aerolínea controlada por la familia Hidalgo. IAG está estable en Bolsa.

Compartir en:

Más de dos años después de conversaciones, y ante un posible veto por parte de la Unión Europea al acuerdo, la fusión de IAG y Air Europa se encamina rápidamente hacia la ruptura. El primer acuerdo para que Iberia se hiciera con Air Europa, con el pago de 1.000 millones de euros en efectivo, se firmó en noviembre de 2019. Pero estalló el Covid-19 y las condiciones se renegociaron el pasado mes enero. La aerolínea del holding IAG rebajó la cuantía de la operación a 500 millones a pagar en efectivo.
atrás y rompía el pacto de compraventa. La familia Hidalgo precisaba vender, ante la delicada situación de su holding turístico Globalia, e Iberia estaba decidida a cerrar la compra en la confianza de que dominará Madrid-Barajas y el corredor del Atlántico Sur una vez que se recupere el tráfico.
Pero la situación ha cambiado y la fusión queda, por el momento, descartada. "Se realizará una nueva actualización en el futuro, según corresponda", indica IAG a la CNMV. Ya a comienzos de noviembre, en la presentación de resultados del tercer trimestre, Luis Gallego, consejero delegado del Grupo IAG se mostró "más pesimista" sobre la operación y apuntó que la situación no ha mejorado desde entonces, más bien al contrario.
Gallego afirmó entonces que la compra solo saldría adelante si "sale la ecuación" entre las exigencias de Bruselas de deshacerse de rutas para garantizar la libre competencia y "las condiciones del Gobierno" en torno al préstamo de la SEPI de 475 millones que concedió a la compañía y las condiciones de Globalia.

Competencia

La Comisión Europea debía pronunciarse antes del 4 de enero sobre la cesión de rutas a otras aerolíneas presentada por Iberia para garantizar la libre competencia, porque la unión de ambas aerolíneas podría generar problemas de concurrencia en unas 70 rutas en las que Iberia y Air Europa son las principales o incluso las únicas operadoras.
En concreto, afectaría a los servicios que unen Madrid con Estados Unidos o Latinoamérica y a algunas rutas dentro de España o de corto recorrido que trasladan pasajeros a la capital para continuar desde allí sus viajes a América. La obligación de prescindir de algunas de estas rutas hubiera puest oen jaque la rentabilidad de la operación.
Air Europa compite con Iberia en el mercado latinoamericano y, antes de la pandemia, se solapaban en muchos de los destinos a América, como la República Dominicana, Cuba, Panamá, Asunción, Bogotá, Buenos Aires, Miami o Nueva York, entre otros.
Con datos previos a la pandemia manejados por Iberia, con la incorporación de Air Europa, la cuota de mercado entre Europa y Latinoamérica de IAG pasaría del 19% al 26%, dejaría atrás a su máximo rival, Air France-KLM (19%), y aumentaría la distancia con competidores como el grupo de Lufthansa (9%), Tap (8%) o Latinoamérica (8%).

Posible opción de compra

Este miércoles, El Confidencial publica que la operación se suspenderá, pero solo temporalmente, a cambio de una contraprestación de 75 millones de euros de IAG a Air Europa, para evitar el bloqueo por parte de la Comisión Europea, que en su dictamen vinculante iba a imponer una serie de condiciones que hacían imposible la fusión.
Este arreglo de última ahora incluiría una opción de compra de IAG sobre Air Europa a posteriori para evitar una reclamación millonaria por parte del dueño de Globalia o la posibilidad de la apertura de negociaciones con Lufthansa,


IAG abonara 40M€

La decisión de IAG de romper las negociaciones de fusión con Air Europa implicará una penalización de al menos 40 millones de euros. Una cuantía fijada en el acuerdo entre ambas compañías alcanzado allá por noviembre de 2019.


Hace dos años ambas compañías anunciaron una operación que ascendía a 1.000 millones de euros y que suponía el intento de IAG por controlar el Atlántico Sur, tras frustrarse un acuerdo de negocio compartido con Latam y las negociaciones para comprar Norwegian, que le hubieran convertido en un primer jugador en vuelos de largo radio y de bajo coste. Sin embargo, la llegada de la pandemia tumbó al sector turístico e hizo tambalear el acuerdo entre el holding de aerolíneas y la empresa de la familia Hidalgo.

En enero de 2021 IAG y Air Europa rehicieron su acuerdo y redujeron el importe de la operación a la mitad: 500 millones en efectivo en vista de la profundidad de la crisis y la evolución del negocio. Además, quedó descartada la entrega de acciones de IAG a los dueños de Air Europa y el holding de aerolíneas logró además diferir el pago seis años después del cierre de la operación.
Durante esa renegociación la operación estuvo a punto de romperse, si bien la necesidad de la familia Hidalgo por llevarla a buen puerto y la intención de IAG de liderar el Atlántico Sur lograron que avanzara.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda