El fondo Andromeda, continua comprando participaciones

31 de agosto de 2022

Andromeda continúa con su hoja de ruta en busca y captura de inversiones que cuenten con los atributos ESG (ambientales, de sostenibilidad y gobernanza). Participado por Iberdrola, por el Fondo ICO Next Tech, por Nortia Capital y por Seaya, este vehículo inversor ha entrado en el capital de Seabery, empresa española líder a nivel mundial de Realidad Aumentada aplicada a la formación de talento industrial.

Compartir en:

Es su segunda inversión, después de desembarcar en la compañía 011h, centrada en el diseño y la construcción de edificios neutros en carbono. La compañía, fundada por Basilio Marquínez, arrancó su actividad en 2010, cuando patentó Soldamatic, la primera solución de formación en soldadura con simulación por Realidad Aumentada que permite a los futuros soldadores adquirir las habilidades necesarias antes de certificarse y evita el consumo innecesario de recursos como energía, gases o metal. La reducción es más del 70% en los materiales utilizados durante la formación y en las emisiones contaminantes y residuos, al tiempo que recorta el tiempo necesario de formación un 50%.

La seña de identidad de la compañía es convertirse en un referente en el sector EdTech e industrial de aprendizaje basado en habilidades, ayudando a evolucionar el modelo educativo tradicional y permitiendo a las empresas adaptarse a los requerimientos de la Industria 4.0. Soldamatic se comercializa en más de 80 países de los cinco continentes, con Estados Unidos y Alemania como grandes mercados, y está siendo implantada en compañías industriales líderes como Siemens, Mercedes Benz, Audi, Volkswagen, John Deere o Alstom.
La empresa, con sede en España, cuenta con más de 100 trabajadores alrededor del mundo y tiene a los jóvenes como gran objetivo. Se propone atraerlos e incrementar el número de profesionales cualificados que demanda la industria a nivel mundial con un método que en los últimos 10 años ha ahorrado el equivalente al material necesario para construir el puente Golden Gate de San Francisco (Estados Unidos). Su implantación en los centros formativos ha permitido además rebajar drásticamente la cifra de accidentes laborales.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda