Servihabitat: cerro 2021 con un 26,7% mas de ventas

09 de marzo de 2022

La demanda no solo se presenta activa, sino que se muestra sólida después de dejar atrás un año de récord en el número de compraventas, en el que Servihabitat cerró el 2021 con un 26,7% más de operaciones respecto al 2019. Con datos de 2022, en los meses de enero y febrero, este ritmo de comercialización se mantiene en tendencia alcista y el incremento interanual en el valor de las compraventas se sitúa en un 51,5%.

Compartir en:

Analizando los diferentes segmentos de mercado, el residencial continúa reafirmando su fortaleza dentro del sector inmobiliario. Tomando de base los dos primeros meses del año, Servihabitat ha cerrado transacciones por un valor superior al 47% respecto al mismo periodo del año anterior. El sector terciario sigue avanzando en su recuperación y empieza a despuntar después del letargo causado por el impacto de la Covid19. En este sentido, enero y febrero se presentan como unos meses excelentes en la firma de operaciones de locales, oficinas y naves que Servihabitat dispone en comercialización. La reactivación muestra un ritmo de compraventas acelerado que supone un incremento en el valor de ventas del 106% interanual, más del doble que hace un año.
En este contexto, destaca especialmente el repunte registrado en los locales, una tipología de activos que más han acusado los efectos de la pandemia. La vuelta a la normalidad arranca de nuevo el interés de la demanda por adquirir locales, que ha supuesto para Servihabitat que registre operaciones por el doble de valor que los dos primeros meses de 2021. El aumento del 48,5% en el caso de las oficinas muestra un resurgimiento de este mercado como efecto de la vuelta gradual a las oficinas.

Las naves, con un sector logístico que continúa siendo uno de los protagonistas del mercado inmobiliario, consigue atraer una alta demanda que ha implicado un aumento del 46% en el valor total de este tipo de activos transaccionado por parte de Servihabitat. Por potra parte, destaca que la tendencia alcista en los precios presenta unos ritmos menores a los que lo hacen las compraventas, por lo que este primer balance de la Compañía en el valor de sus ventas es un indicador, no solo de la fortaleza del sector inmobiliario, sino de la potencia comercializadora.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda