Iberdrola acelera la toma de control de la cartera de eólica marina de EE UU

11 de enero de 2022

Iberdrola ha cerrado formalmente el acuerdo para hacerse con el control de más de 2.000 megavatios (MW) de capacidad eólica marina en EE. UU., consolidando su posición como uno de los mayores promotor de esta tecnología en el país.

Compartir en:

La reestructuración de la empresa conjunta que mantiene con Copenhagen Infrastructure Partners (CIP) significa que Avangrid Renewables, filial de Iberdrola, se hace con la propiedad total de Commonwealth Wind, que fue seleccionado en diciembre para suministrar energía eólica marina a las compañías eléctricas de Massachusetts. El proyecto de 1.232 megavatios (MW), la mayor instalación eólico-marina de Nueva Inglaterra hasta la fecha, creará 11.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo a lo largo de su vida útil y generará energía suficiente para abastecer a 750.000 hogares al año. Mediante el acuerdo, la compañía española también obtiene la propiedad en exclusiva de Park City Wind, un proyecto de 804 MW en Connecticut, en avanzado estado de desarrollo, con un PPA asegurado y permisos del BOEM en tramitación.

Además, Iberdrola conserva el 50% del parque Vineyard Wind 1, de 800 MW en Massachusetts, cuya construcción comenzó en el último trimestre de 2021, así como el derecho a tomar el control de este durante la fase de explotación. Cuando entre en operación en 2024, Vineyard Wind 1 será el primer parque eólico marino a escala comercial que opere en el país.
En total, la inversión de Iberdrola en su cartera offshore en Estados Unidos podría superar los 15.000 millones de dólares en los próximos años.

Iberdrola es líder mundial en el desarrollo de la energía eólica marina, con una capacidad operativa en cartera y desarrollos en fase inicial de aproximadamente 35.000 MW. Centrada en países con objetivos ambiciosos, la compañía espera contar con 18.000 MW de energía eólica marina en funcionamiento en 2030.
En Europa, Iberdrola está a la cabeza del mercado eólico marino con 1.300 MW de capacidad operativa en Alemania (Wikinger) y el Reino Unido (East Anglia ONE y West of Duddon Sands) y casi 1.000 MW próximamente en Alemania (Baltic Eagle) y Francia (St. Brieuc). Además de Estados Unidos, gestiona una amplia cartera de proyectos en el Reino Unido, Francia y Alemania, así como en nuevas plataformas de crecimiento como Irlanda, Suecia y Polonia. En el resto del mundo, la empresa está consolidando nuevas plataformas de crecimiento en varias regiones, con una importante cartera de proyectos en Asia (Japón y Taiwán), así como en otros mercados emergentes, como Brasil.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda