MásMóvil y Digi ganan 1,5 millones de líneas

22 de noviembre de 2022

Las principales telecos españolas ya se han examinado de sus cuentas hasta septiembre, marcadas, de nuevo, por la dura competencia. MásMóvil y Digi encabezaron el crecimiento, frente al estancamiento de los grandes grupos y ganaron conjuntamente cerca de 1,57 millones de líneas de enero a septiembre, en su mayoría a costa de los grandes grupos.

Compartir en:

MásMóvil, en proceso de fusión con Orange, incorporó 582.000 nuevos servicios hasta septiembre: 176.000 de banda ancha fija y 406.000 de contrato móvil. La firma registró unos ingresos de 2.172 millones de euros entre enero y septiembre, un 27% más con la incorporación de Euskaltel, y un 4% más en términos proforma. Los ingresos por servicios aumentaron un 28% reportado y un 4% orgánico. El ebitda ajustado creció un 36% (un 13% subyacente), mientras que el margen de ebitda aumentó hasta el 39%.

Digi, por su parte, elevó un 29% su cartera de clientes móviles, hasta 3,61 millones, y un 89% la de banda ancha fija, hasta 746.000, en términos interanuales. Entre enero y septiembre, incorporó 992.000 líneas: 642.000 de móvil, 266.000 de banda ancha y 84.000 fijas. La compañía rumana, gracias a sus agresivas tarifas, alcanzó unos ingresos de 357 millones de euros, un 38% más. La teleco no ofreció datos de rentabilidad, y su gasto por cliente (arpu) bajó un 3,1%, hasta 9,5 euros.

Entre las grandes, Telefónica España aumentó sus ingresos un 0,8%, hasta 9.283 millones de euros (un 0,2% en el tercer trimestre), gracias a las ventas de terminales, que crecieron un 63%. Los ingresos por servicios bajaron un 0,9% en el trimestre, y un 1% entre enero y septiembre. El arpu convergente subió un 1,8%, hasta 90,5 euros. Su oibda bajó un 3,7% (un 2,8% entre junio y septiembre), mientras que el margen pasó del 38,4% al 36,7%.
Los accesos minoristas cayeron un 0,1%, con una bajada del 0,3% en banda ancha, y un crecimiento del 2,4% en el móvil, por el incremento del 21% del internet de las cosas. Descontando las M2M, perdió 125.000 líneas de contrato móvil y 21.000 líneas de banda ancha.

Orange España redujo sus ingresos un 2,8%, hasta 3.444 millones de euros. No obstante, en el tercer trimestre subieron un 0,2%, en su primer crecimiento interanual desde el primer trimestre de 2021, gracias al aumento del 4,2% del negocio mayorista y a la recuperación de los ingresos por roaming de los turistas, que subieron un 17,9%. Según la teleco, los servicios minoristas siguieron su recuperación, con un descenso trimestral del 1,4%, frente a una bajada del 2,1% en el segundo y del 4% en el primero, con la mejora del arpu del 2,4%.
Orange perdió 9.000 clientes convergentes y 2.000 en banda ancha fija, aunque captó 8.000 altas netas en el móvil postpago. Desde enero gana 539.000 líneas móviles, si bien gracias al internet de las cosas, que aportaron 534.000 conexiones. Sin contar estas últimas, en contrato móvil perdió 148.000 líneas. Además, redujo en 41.000 su cartera de accesos fijos.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda