Seat presenta un plan para prejubilar a 1.130 trabajadores

02 de mayo de 2022

La dirección del fabricante de coches Seat ha propuesto a los representantes de los trabajadores un plan para prejubilar a 1.130 empleados (de una plantilla de aproximadamente 15.000 personas en Cataluña), debido al excedente de trabajadores que tendrá la empresa con la llegada del vehículo eléctrico.

Compartir en:

La medida ha sido bien recibida por parte de los sindicatos, ya que "es una solución que ya se le había planteado a la compañía para descargar plantilla". La propuesta, que tendrá un carácter voluntario, afectará a los empleados directos a partir de 61 años e indirectos a partir de los 62 años, algo que los sindicatos quieren negociar, ya que desean que ambos grupos puedan prejubilarse a los 61 años. "También debemos negociar el porcentaje del salario neto que recibirán los que se prejubilen. Por debajo del 70% no sería aceptable para nosotros".

Por su parte, la dirección de Seat indica que el objetivo es que las salidas se produzcan de una forma "que no sea traumática" para los trabajadores. La propuesta, que ha sido presentada por la empresa en el marco de las negociaciones del nuevo convenio colectivo para el periodo 2022/2026, no solo incluye a los trabajadores de la zona de producción, sino también a otras áreas de Seat.
"En las próximas reuniones negociaremos con la representación social los detalles relacionados con los beneficios sociales, el convenio especial, entre otros, para que sean justos y beneficiosos para todos los empleados que puedan acogerse a él. Este programa de suspensión de contratos, junto con las alternativas en las que estamos trabajando desde la compañía y las fluctuaciones de empleados que se pueden dar a lo largo de estos años, nos ayudarán a adaptar progresivamente nuestra estructura para garantizar un modelo de negocio sostenible", ha asegurado el fabricante perteneciente al grupo Volkswagen.

Por otro lado, desde los sindicatos han indicado que se siguen buscando alternativas para la plantilla de Seat Componentes, que emplea a unos 1.000 trabajadores en El Prat de Llobregat (Barcelona), donde fundamentalmente se hacen cajas de cambio, un elemento que se dejará de producir con el arribo del vehículo eléctrico.
En un principio, se había especulado con la posibilidad de que Seat Componentes se quedase con la producción de motores eléctricos, algo que el grupo finalmente ha asignado a una fábrica que tiene en Hungría. Según indican fuentes sindicales a este periódico, la compañía propone ahora que Seat Componentes ensamble seis piezas "que demandarían la misma cantidad de empleo que los motores eléctricos".

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda