Alstom logra un contrato en Bélgica de 120 millones

02 de febrero de 2022

Alstom ha firmado un primer pedido con el operador belga SNCB1 de 120 millones de euros para suministrar 24 locomotoras eléctricas Traxx de tercera generación, para su uso en servicios de pasajeros, cuyos sistemas de propulsión se fabricarán de forma íntegra en su centro industrial de Trápaga (Vizcaya), la antigua fábrica de Bombardier.

Compartir en:

Este pedido forma parte de un contrato marco que prevé la entrega de hasta 50 unidades que se utilizarán a partir de 2026 en los trayectos nacionales y transfronterizos de las redes electrificadas de Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo y Alemania, entre las que se encuentran varias líneas de alta velocidad. Las locomotoras están diseñadas para su uso con las distintas electrificaciones de las vías y están equipadas con el sistema ETCS, así como con todos los sistemas de señalización convencionales necesarios.

«Trápaga es una pieza clave en la red de centros industriales europeos de Alstom que, en coordinación, fabrican las locomotoras Traxx. Un año después de la integración de Bombardier en Alstom, hemos logrado adaptar nuestro modelo de trabajo a las exigencias que trae consigo liderar la movilidad en el ámbito europeo y cada nuevo proyecto refuerza el compromiso del centro con el Grupo y el cliente final», señala el director del centro industrial de Trápaga, Diego García.

Además de la fabricación de los sistemas de propulsión en esta fábrica, otros cinco centros de Alstom en Europa participarán en el proyecto: Mannheim (Alemania) será responsable del diseño; Kassel (Alemania), del ensamblaje; Siegen (Alemania) suministrará los bogies; y Wroclaw (Polonia) la carrocería. La planta de Alstom en Charleroi (Bélgica), por su parte, proporcionará los sistemas nacionales de señalización para los cuatro países y el sistema ETCS de nivel 2.

Hasta 200 km/h

La compañía explica que la tercera generación de locomotoras Traxx circula a una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora, proporciona una mayor flexibilidad en su operación y cumple con todos los requisitos de las normas de seguridad. Además, defiende que están dotadas de una mayor eficiencia energética y sus intervalos de mantenimiento se han ampliado en un 33% para mejorar la disponibilidad y reducir los costes de mantenimiento.
En los últimos 20 años se han suministrado más de 2.400 locomotoras Traxx en todo el mundo, que han sido homologadas en 20 países y recorren una distancia total de más de 300 millones de kilómetros al año.

La factoría de Alstom en Trápaga, que diseña, gestiona y suministra sistemas de propulsión y tracción eléctrica para cualquier tipo de aplicación ferroviaria en todos los rangos de potencia, cuenta con una plantilla cercana a los 200 trabajadores y, en 2020, destinó más del 90% de la fabricación al mercado exterior, fundamentalmente a Italia, Francia, Alemania, Oriente Medio y Latinoamérica.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda