PORCELANOSA: estamos cumpliendo lo que pidió el presidente Zelenski

06 de abril de 2022

Porcelanosa ha asegurado que suspendió el envío de sus productos a Rusia desde que se excluyó parcialmente a este país del sistema internacional de pagos Swift como parte de las sanciones impuestas por el despliegue militar efectuado en Ucrania.

Compartir en:

"Realmente lo que está pidiendo Zelenski un poco se está cumpliendo", ha señalado Segarra, directivo de la azulejera de Vila-real, tras solicitar este martes el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ante el Pleno del Congreso que compañías españolas como Porcelanosa dejen de hacer negocios en Rusia por su invasión al país que preside. El directivo de Porcelanosa ha explicado que la empresa vende sus productos en Rusia a distribuidores, que son los que los comercializan posteriormente, y que dejó de trabajar con este país cuando se excluyó parcialmente a Rusia del sistema internacional de pagos Swift y, además, no había transportes. "Otra cosa es que por parte de algunos distribuidores se esté haciendo promoción de productos de Porcelanosa que vendimos meses antes del conflicto, pero ahí no podemos hacer nada", ha añadido.
En una rueda de prensa que ha convocado la empresa en su sude de Vila-real, la consejera delegada, Soriano, ha condenado la invasión de Ucrania y la violencia ejercida contra la sociedad civil, y ha explicado que desde que se inició el conflicto, el 24 de febrero, Porcelanosa paralizó la actividad económica en Rusia, "donde no existe una red de distribución propia, por lo que no tenemos nada que proteger", ha dicho.

Asimismo, ha destacado que la empresa ha prestado todo su apoyo en ayuda humanitaria hacia el pueblo ucraniano, al que -según ha explicado- la empresa se siente "muy unida" porque hay un grupo de personas ucranianas que trabajan con Porcelanosa y les hicieron vivir "con más realidad" el sufrimiento de sus familias. "Reaccionamos lo más rápidamente posible para darles todo el apoyo que como empresa podíamos, e incluso hemos compartido este mes con un grupo de personas ucranianas que se han quedado en calidad de refugiados”.
El presidente de Porcelanosa, Colonques, ha apuntado que "debido a una confusión o a alguna circunstancia", el presidente de Ucrania hoy ha hablado de manera "no real" de Porcelanosa, lo que ha ocasionado -según ha dicho- una situación "muy triste" porque es "todo lo contrario" a lo que ha estado haciendo la empresa. Colonques ha insistido en que Porcelanosa no tiene ninguna tienda en Rusia ni ningún interés ni inversión realizada en este país, y ha añadido que, excepto un compromiso que tenía la empresa, pararon todas las cargas. El mercado de Rusia durante el mes de marzo representó el 0,009 por ciento de las ventas de la compañía, que en ese país durante ese ejercicio computó 197.000 euros.
"Nosotros nos sentimos tremendamente unidos al pueblo de Ucrania y seríamos incapaces de no hacer todo lo posible para que este pueblo sufriera lo menos posible", ha subrayado.
El presidente de Porcelanosa, que espera "subsanar el error" que, en su opinión, se ha producido, puesto que ha asegurado que la empresa no se lo merece, ha destacado que las importaciones de arcilla desde Ucrania han sido más que las ventas de la firma de Vila-real a Rusia. Además, se ha mostrado convencido de que esta intervención de Zelenski en el Congreso respecto a Porcelanosa no tendrá repercusiones.
"Al presidente de Ucrania solo se le puede aplaudir, apoyar y estar agradecidos porque está haciendo un trabajo inconmensurable. Es él que está llevando todo el peso de la guerra con Ucrania y nosotros le felicitamos, pues nosotros creemos que le han dado una información falsa a lo mejor porque Porcelanosa suena mucho", ha manifestado.
La firma ha anunciado que este miércoles mantendrá una reunión con el embajador de Ucrania en España para "intentar entender de dónde ha podido salir esto".
En la rueda de presa también han intervenido dos trabajadores ucranianos de Porcelanosa, quienes han agradecido el apoyo que les ha brindado la empresa desde el inicio de la invasión, momento desde el que -según ha apuntado uno de ellos- incluso se suspendieron las visitas de rusos a la fábrica.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda