Problemas con el PERTE del coche eléctrico

30 de diciembre de 2021

Las condiciones del PERTE del Vehículo Eléctrico y Conectado impiden a Volkswagen situar su gigafactoría de baterías en Martorell (Barcelona), cuartel general del gigante alemán en España. Las condiciones fijadas por Bruselas obligan al consorcio dueño de Seat a destinar sus inversiones en capital fijo a las regiones con menor renta per cápita.

Compartir en:

Esta cláusula también saca de las quinielas a Landaben (Pamplona), lo que implica dejar fuera del plan a las dos grandes plantas que el grupo posee en nuestro país.
En paralelo, la España vaciada gana enteros para acoger la planta de baterías, la gran apuesta del gigante alemán que prevé captar cerca de 900 millones de financiación pública y movilizar inversiones por hasta 3.500 millones. La UE ha optado por respaldar el PERTE del coche eléctrico en dos documentos jurídicos, ambos del año 2014. Uno es el texto de directrices sobre ayudas estatales para la protección del medio ambiente y la energía de 2014; y el otro es el marco de ayudas estatales de investigación y desarrollo e innovación. Con este marco jurídico el Ministerio de Industria ha logrado 'destopar' los importes de las ayudas públicas destinadas al impulso del coche eléctrico, pero Bruselas se ha mantenido tajante en cuanto a la inversión en bienes de capital (capex en la jerga financiera), que ha quedado al margen de cualquier negociación. En consecuencia, Volkswagen deberá levantar su fábrica de baterías en alguna de las regiones afectadas por la pérdida de empleo o en las que el nivel de vida sea "anormalmente" bajo, dado que buena una parte de la inyección pública procederá de mecanismos de financiación estructurales como el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Esto excluye los grandes ejes industriales de nuestro país, lo que deja fuera a las CCAA de Cataluña, Madrid, País Vasco y Navarra. También a las ciudades de Zaragoza y Valencia. Grupo Volkswagen deberá tomar la decisión pronto, de cara a arrancar cuanto antes la que promete ser la 'joya' del PERTE de la automoción, un proyecto donde el que el gigante alemán cuenta con potentes aliados españoles. Extremadura se posiciona como una de las favoritas en la puja por acoger la citada gigafactoría.

La publicación este martes del PERTE conocido como VEC (Vehículo Eléctrico y Conectado) en el BOE es el primer paso para que Grupo Volkswagen ponga en marcha su maquinaria, una vez difundidas las condiciones para acceder a los 2.975 millones de euros destinados al primer plan de recuperación con cargo a los fondos Next Generation.

La construcción de una fábrica de baterías al calor de la ayuda europea ha derivado en importantes alianzas entre el coloso alemán y otros gigantes españoles. El megaproyecto presentado por Seat y Volkswagen ya cuenta con alianzas dentro del Ibex 35, como Iberdrola, CaixaBank o Telefónica. Además, al consorcio se han unido referentes nacionales de la industria del automóvil como el fabricante de componentes Gestamp, la multinacional burgalesa líder en equipamiento para el interior de los vehículos, Grupo Antolin, o el proveedor de soluciones de automoción, Ficosa.

La publicación de las bases para acceder al PERTE VEC es un paso clave pero el Gobierno aún debe activar, mediante una orden ministerial elaborada por el Ministerio de Hacienda, el registro oficial de empresas interesadas en participar de estos proyectos estratégicos. Se trata de un paso indispensable para empezar a canalizar las ayudas, tal y como quedó recogido en el Real Decreto-ley para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que el Ejecutivo aún no ha ejecutado, tal y como adelantó La Información.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda