El Barsa es una ruina

09 de diciembre de 2021

El Barça contaba con llegar a cuartos de final de la Liga de Campeones y así lo reflejó en el presupuesto votado para esta temporada, sumando un activo de más de 20 millones de euros (llegar a octavos son 9,60 millones y a cuartos, 10,6 millones) a los que hay que añadir los más de 15,6 millones por jugar la fase de grupos, informa el diario argentino 'Infobae'.

Compartir en:

Sin embargo, parece que no todo está perdido, ya que el equipo azulgrana podría recuperar algo en la Europa League, donde los premios, algo menores que la Champions, le permitirían amortizar casi 15 millones de euros en caso de ganar el torneo. Esta cantidad se reduciría de forma significativa en caso de caer en semifinales (6,3 millones de euros). La última Junta culé aprobó pérdidas por 481 millones de euros en la temporada 2020/21 y un presupuesto de 765 millones para la actual. La junta directiva de Josep Bartomeu contemplaba una caída de ingresos de 330 millones para 2020/21, provocada por la pandemia de Covid-19. La comisión directiva actual, presida por Laporta, rebajó esta cifra hasta los 217 millones. Pero los números sólo encajarían si el Barcelona se hubiese clasificado para los octavos de final de la Champions.
Según las cuentas cerradas a 30 de junio de 2021 (antes de la firma de un macro crédito con Goldman Sachs), la deuda del club se situaba en los 554 millones de euros, un 25,1% más que el año anterior, aunque se redujo hasta los 596 millones frente a los más de 730 del cierre del ejercicio anterior. Al cierre del último ejercicio, el patrimonio neto consolidado fue negativo en 450,7 millones de euros, mientras que el balance consolidado mostró un fondo de maniobra negativo de 553,4 millones.

A esto el Barcelona tendrá que sumarle las obras de remodelación del Camp Nou. Para la temporada 2023/24 tendrá que buscar dónde jugar como local en lo que será el segundo de los cuatro años del proyecto 'Espai Barça'. Entre los estadios posibles, el Olímpico de Montjuic (donde han jugado el Espanyol y la selección), el Johan Cruyff (con mucha menor capacidad) y hasta la Bombonera de Corneliá, nuevo estadio del Espanyol. Todo este movimiento sería financiado por el grupo Goldman Sachs.
En un intento por aliviar su economía, el Barça ha puesto su objetivo en las ventas del mercado de invierno. El primer candidato es el central francés Samuel Umtiti, quien con un sueldo de 13 millones de euros anuales no ha jugado ningún partido en la actual temporada. Otro jugador con carta de salida es el delantero neerlandés Luuk De Jong, que llegó desde el Sevilla por pedido de su compatriota Ronald Koeman, pero con el que Xavi Hernández no cuenta. El juvenil Álex Collado podría recalar en el Alavés o en el Granada, mientras que el portero brasileño Neto, relegado al banco de suplentes, podría ser sustituido por Iñaki Peña, de la cantera azulgrana. Asimismo, el regreso de Dani Alves complica las cosas al lateral derecho estadounidense Sergiño Dest.
En 2000/2001 fue la última temporada en la que el Barcelona fue eliminado de una fase de grupos de la Champions. Desde entonces, ganó 4 veces el torneo (2005/2006, 2008/2009, 2010/2011 y 2014/2015), todos con Leo Messi. Ha jugado seis veces la semifinal y solo en tres ocasiones cayó en octavos.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda