IBERDROLA : Más de 70.000 instalaciones gozan ya de autoconsumo

05 de octubre de 2022

Iberdrola ha superado ya las 70.000 instalaciones de autoconsumo conectadas a su red tras batir en agosto su récord de incorporaciones en un mismo mes, con más de 6.100 nuevos autoconsumidores que han aportado al sistema un total de 63 nuevos MW de generación verde totalmente integrada en las redes de baja y media tensión.

Compartir en:

En conjunto, las instalaciones de autoconsumo conectadas a la red de i-DE, la distribuidora de Iberdrola en España, suman más de 900 MW de potencia, el equivalente a la capacidad de dos grandes centrales de generación de ciclo combinado que, gracias al autoconsumo, pueden ser sustituidas por fuentes sostenibles y autóctonas. La compañía facilita el acceso al autoconsumo en toda la geografía española. Por número de conexiones, destaca la Comunidad Valenciana con más de 28.000 instalaciones en la red. Le siguen Madrid y la Región de Murcia, con más de 20.000 y casi 9.000 instalaciones conectadas, respectivamente.

Una nueva forma de almacenamiento

El 98% de los autoconsumidores de Iberdrola opta por devolver durante el día el excedente a la red una vez satisfechas sus demandas de energía a través de las diferentes modalidades de vertido (individual o colectivo), lo que les permite sacar el máximo partido a su inversión. De esta forma, las redes de i-DE actúan como una gran batería de almacenamiento energético para sus clientes ya que pueden acceder al excedente generado cuando la necesitan, sin coste adicional.

Las redes gestionadas por Iberdrola han podido responder al fuerte ritmo de incremento del autoconsumo sin saturación ni sobrecargas y manteniendo los altos niveles de calidad de suministro gracias a las fuertes inversiones realizadas en los últimos años. La compañía tiene previsto destinar 2.600 millones de euros hasta 2024 a la digitación e innovación de sus redes en España.

Este esfuerzo ha permitido a i-DE llevar a cabo nuevos desarrollos para poder medir en tiempo real tanto los consumos como el nivel de carga de todas sus instalaciones. A través del uso de Inteligencia Artificial, la compañía es capaz de procesar esta información para anticipar las redes que van a necesitar refuerzos ante la previsión de mayores niveles de carga por la implantación de nuevas instalaciones de autoconsumo. Gracias a esta planificación i-De puede garantizar el mantenimiento del suministro eléctrico sin alteraciones a todos los hogares e industrias.

i-DE gestiona y mantiene 270.000 kilómetros de líneas eléctricas de distribución que se extienden por diez comunidades autónomas y 25 provincias, en una superficie que abarca 200.340 kilómetros cuadrados. Asimismo, cuenta con más de 97.000 centros de transformación y más de 1.100 subestaciones, para dar servicio a sus más de once millones de clientes.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda