Telefónica España recibe 2.418 solicitudes de adhesión al plan de bajas voluntarias

21 de enero de 2022

Telefónica España ha recibido un total de 2.418 solicitudes de adhesión al plan de bajas voluntarias (PSI), acordado con los sindicatos a final de diciembre, junto con la prórroga del convenio colectivo y el nuevo plan social de empleo. El coste para la compañía rondará los 1.400 millones de euros.

Compartir en:

El número, que supone en torno al 13% del conjunto de las divisiones de Telefónica España, es todavía provisional, porque deberán hacerse distintos ajustes, según señalan fuentes del sector. La cifra supone en torno a un 81% del total de salidas permitidas en el citado plan, que contemplaba un máximo de 2.980 empleados, un 16% del total de sus principales filiales nacionales. Tras el acuerdo, la teleco estimó la salida de cerca de 2.700 personas, con un coste próximo a 1.500 millones de euros, antes de impuestos. Internamente, la compañía barajaba una salida por encima de 2.300 personas.
El PSI estaba abierto para empleados nacidos en 1967 y años anteriores, con una antigüedad en la empresa de 15 años, requisitos que cumplían un total de 4.532 personas. Entre el personal que cumplía requisitos y que ha descartado solicitar la baja figuran personas con edad en el entorno de los 56 años, con hijos menos a su cargo, o empleados con 63 o 64 años, que ya están cerca de la edad de jubilación.

Ahora, empresa y sindicatos deberán analizar todas las solicitudes. Con toda probabilidad, algunas de las peticiones serán vetadas, principalmente en las áreas en las que se había establecido una limitación del número, y que se ha rebasado ampliamente. Al contrario que en otros planes similares, que contaron con un carácter universal, en este caso Telefónica estableció algunos límites. En las direcciones con demanda actual de perfiles profesionales solo se podían adherir un máximo del 38% de las 1.271 personas que cumplían los criterios de edad y antigüedad. Así, Telefónica vetará peticiones de salidas de empleados de estas áreas al rebasarse el porcentaje.

Por el contrario, en las direcciones con excedente actual de perfiles profesionales se podían adherir un máximo del 75% de los 3.047 trabajadores que cumplían los criterios de edad y antigüedad.

Entre los responsables de equipo en posiciones de coordinador, jefe y gerente han podido adherirse al plan de suspensión individual el 100% de este colectivo, en total 214 personas. En cualquier caso, empresa y sindicatos acordaron que los empleados que habiendo presentado su solicitud finalmente esta no haya sido aceptada, se han registrado con el objetivo de que no sufran penalizaciones de cara a futuros procesos similares.
Entre las ofertas de rentas, los nacidos en 1967 recibirán el 68% del salario regulador, mientras que los nacidos con anterioridad percibirán el 65%.

Según la propuesta, los empleados, cuando no puedan acceder a la jubilación ordinaria a los 65 años, podrán solicitar en el momento de la adhesión, así lo desean, que la cantidad o monto total de la renta comprometida hasta los 65 años, se reparta en 24 mensualidades más, hasta que cumplan los 67 años.
Telefónica asumirá el coste del convenio especial de la Seguridad Social al 100% hasta el cumplimiento de los 65 años o el alcance de la edad de jubilación ordinaria. En relación con la póliza de salud, Telefónica asumiría su coste hasta los 65 años, con cobertura de cuadro médico, mientras que, en el Plan de Pensiones, se mantendrían las aportaciones del promotor al plan de pensiones hasta alcanzar los 65 años.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda