Nueva seguridad en los trenes

10 de agosto de 2022

Adif, finalmente, ha adjudicado el contrato e vigilancia y segurida de sus trenes , a tres grandes compañías de seguridad: Prosegur, Grupo Control y Secoex. El anterior convenio, formalizado en abril de 2019 y con una vigencia prevista de 36 meses, se lo repartieron Prosegur, Securitas, Eulen y Protección y Seguridad Técnica.

Compartir en:

El presupuesto base de licitación supera los 210 millones de euros, más otros 60 previstos para las prórrogas y otros 34, para modificaciones
El último contrato está parcialmente resuelto, ya que ha quedado desierto el lote de vigilancia de la zona norte -País Vasco, Navarra, Logroño y Cantabria-. Los otros cinco lotes han sido adjudicados este 9 de agosto a Prosegur -Centro y Nordeste-, Seguridad Integral Secoex -Este- y Grupo Control -Sur y Noroeste-.

La prestación de los servicios de vigilancia y seguridad tienen un carácter primordial para la actividad tanto de Adif como de Adif Alta Velocidad, máxime cuando las infraestructuras ferroviarias cuya administración compete a ambas entidades, y sobre las que se ha de realizar la labor de vigilancia indicada, ostenta la consideración de infraestructuras críticas. El administrador de infraestructuras tiene su propia Dirección de Seguridad que tiene, entre otras funciones, la protección de las estaciones de viajeros, las terminales de mercancías y edificios técnicos y administrativos, la red ferroviaria, así como los viajeros y empleados.
Solo la red ferroviaria de alta velocidad gestionada por Adif tiene 4.000 kilómetros de longitud y por ellas circulan en torno 365 trenes al días, lo que obliga a una vigilancia especial que recae en las empresas adjudicatarias, para evitar los robos de cable, que se producen de forma habitual, y actos vandálicos, además de otras incidencias imprevistas. La supervisión, mediante patrullas, es constante y la mayoría de la red está protegida por vallas de cerca de que impiden el acceso a las vías, además de otros de seguridad y de alerta.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda