Iberdrola fomenta el aislamiento térmico para ayudar a las familias

21 de noviembre de 2022

Iberdrola continúa desplegando acciones destinadas a ayudar a las familias españolas a reducir su consumo energético. La compañía ha iniciado una nueva campaña para fomentar el aislamiento térmico de las viviendas, que puede rebajar en hasta un 30% el gasto energético doméstico destinado a calefacción y refrigeración.

Compartir en:

En España, ocho de cada diez viviendas se encuentran en edificaciones de baja eficiencia energética, lo que provoca que la mitad de la energía que se consume en los hogares se pierda hacia el exterior a través de los muros y los tejados. Para atajar estas fugas de calor y facilitar a los hogares ahorrar en sus facturas, especialmente en el contexto actual generado por los altos precios del gas, Iberdrola ha puesto en marcha este año un nuevo servicio de aislamiento térmico, a través de Smart Clima. De media, las familias destinan dos de cada cinco euros de sus costes energéticos a cubrir los gastos de calefacción y refrigeración, una cifra que puede llegar a ser mayor en las zonas climatológicas más frías.

La solución de la compañía permite mitigar las pérdidas de energía de forma definitiva en un solo día y sin necesidad de realizar obras en el domicilio, ni de solicitar permisos a la Comunidad de Propietarios. El aislamiento se realiza rellenando con lana mineral de vidrio las cámaras de aire que se encuentran entre la cara exterior del edificio y la pared de la vivienda. Este doble tabique es habitual en la gran mayoría de residencias en España. También se puede aplicar para aislar el tejado en el caso de áticos o unifamiliares que dispongan de falso techo, así como en viviendas independentes que cuenten con una bajocubierta no habitada.
El material inyectado, fabricado con vidrio reciclado, no requiere ningún mantenimiento, es resistente al agua, insectos y roedores, mejora la protección antiincendios al ser ignífugo y proporciona un aislamiento homogéneo al tiempo que impide las corrientes de aire. Además, aísla acústicamente la vivienda de los sonidos del exterior.

Esta técnica es en la actualidad la que permite un mayor ahorro de energía por cada euro invertido. Se trata de una solución utilizada desde hace más de 30 años, con gran arraigo en países con clima continental como Reino Unido, donde se han aislado ya más de 13 millones de casas mediante el insuflado en cámara de aire.
Con una inversión total menor a los 1.000 euros, una residencia habitual en España, un piso tipo de unos 80 metros cuadrados, puede reducir su consumo en 1.800 kilovatios térmicos al año, el equivalente a utilizar un mes y medio menos la calefacción al año, lo que con una tarifa de gas de mercado libre supone un ahorro en el recibo de unos 350 euros.

Para ayudar a los clientes interesados en aislar térmicamente su vivienda, la compañía ha creado un simulador que calcula la reducción del consumo de calefacción y facilita un presupuesto estimado, en función de las características básicas de la vivienda. Por otro lado, el aislamiento facilita la sustitución de calderas de gas y gasoil por nuevos sistemas de climatización eficientes y sostenibles, como la aerotermia, al disminuir las necesidades térmicas de la vivienda, lo que permite la utilización de equipos de menor potencia.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda