El rey Felipe VI inaugura el WindEurope Bilbao 22

05 de abril de 2022

Hoy se ha inaugurado, en el Bilbao Exhibition Centre (BEC) el certamen anual de la industria eólica europea, WindEurope, que reúne a unos 8.000 profesionales y más de 400 empresas tecnológicas. Europa, líder mundial del sector, está promoviendo la rápida descarbonización de la actividad económica, impulsada por la necesidad de acelerar la independencia energética. El futuro de Europa nunca había dependido tanto de las energías limpias como en la actualidad.

Compartir en:

España es considerado el país más importante de Europa para la energía eólica terrestre a la vez que posee una relevante hoja de ruta de cara a la eólica marina flotante. En este ambiente, Galán, ha recibido en el stand de la compañía al Rey Felipe VI que ha inaugurado el evento y le ha mostrado algunos de los novedosos proyectos en los que trabaja la compañía. En Iberdrola fuimos pioneros hace ya dos décadas en eólica terrestre, tecnología con la que contamos con 18,9 GW operativos a cierre de 2021. Ahora, la eólica marina se ha consolidado como uno de nuestros mayores vectores de crecimiento.

Toda la cadena de valor converge en Bilbao con un único mensaje: acelerar la tramitación de permisos para poder cumplir con los ambiciosos objetivos de energías renovables. Con más del 23% de la producción, la energía eólica se ha convertido en la principal tecnología de generación eléctrica de España. Además, es también la tecnología del sistema energético español con mayor potencia instalada (28.073 MW).
Asimismo, el sector eólico es un pilar fundamental de la transición energética y es clave para cumplir con los objetivos del PNIEC que prevé alcanzar un 42% del consumo de energía procedente de renovables en 2030. En España, con más de 1.260 parques eólicos y unos 250 centros industriales, el sector da empleo a más de 27.600 profesionales, contribuyendo con 3.106,4 millones de euros al PIB del país.


En la presente edición, WindEurope ha presentado las nuevas propuestas tecnológicas que permitirán aprovechar el recurso eólico en alta mar, lejos de la costa, mediante infraestructuras flotantes dotadas de gran estabilidad.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda