Otro premio para CaixaBank

26 de junio de 2022

Compartir en:

En esta edición, CaixaBank ha revalidado el título de ‘Mejor Entidad de Banca Privada en Europa en Análisis de Big Data e Inteligencia Artificial 2022’, que ya obtuvo en 2021, y ha recibido además el de ‘Mejor Entidad de Banca Privada en Europa en Comunicación y Marketing Digital 2022’.

Los premios, que celebran este año su quinta edición, reconocen a las entidades de banca privada que destacan por su excelencia tecnológica, su innovación y su transformación digital. El jurado, formado por profesionales especializados en el sector, ha analizado los productos y servicios de entidades de banca privada de todo el mundo para destacar aquellas innovaciones que más están contribuyendo a impulsar el cambio en el sector. El doble reconocimiento a CaixaBank Banca Privada es el resultado de una estrategia de continua innovación que ha llevado a la entidad al liderazgo en el uso de las nuevas tecnologías para mejorar sus productos y servicios, con el objetivo de ofrecer la mejor experiencia de cliente.

En los últimos años, la entidad se ha posicionado como pionera en el análisis de big data y la inteligencia artificial para la creación de algoritmos con los que llevar a cabo no sólo una segmentación más adecuada de sus clientes de Banca Privada, sino también una detección temprana de patrones que indiquen que ese cliente es demandante de un servicio especializado. De esta manera, la entidad ha incrementado el conocimiento de sus clientes, permitiéndole ofrecer una propuesta de valor más personalizada, con un mejor asesoramiento, más flexible y eficiente.

 

En el ámbito de la comunicación y marketing digital, el jurado ha valorado las nuevas herramientas de comunicación lanzadas por la entidad en su apuesta por ofrecer la mejor experiencia para sus clientes, tanto para aquellos que prefieren acudir a las oficinas físicas de la entidad para hablar con su gestor en persona, como aquellos que demandan una mayor flexibilidad y comodidad a la hora de relacionarse y operar con su banco.

Para Allende, director de Banca Privada de CaixaBank: “En los últimos años, se ha fortalecido nuestro modelo híbrido de relación que combina la atención personalizada en oficinas especializadas con las mejores herramientas digitales de relación con el cliente gracias al refuerzo de los canales de comunicación y las redes sociales de la entidad.  Asimismo, la inteligencia artificial y el Big Data juegan un papel crucial en la innovación del sector del asesoramiento y la gestión de activos generando una mayor eficiencia comercial y mejor servicio al cliente, ya que nos permiten personalizar los modelos de atención y el diseño de los productos y servicios”.

 

Además, la revista PWM ha premiado también al negocio de banca privada del portugués Banco BPI, del Grupo CaixaBank, como ‘Mejor Entidad de Banca Privada en Europa en gestión digital de carteras 2022’. La entrega de los Wealth Tech Awards 2022 de PWM tuvo lugar ayer, 23 de junio, en la ciudad de Londres, en un encuentro en el que se dieron cita destacados representantes del sector de la banca privada global.

En los últimos meses, CaixaBank ha recibido diversos premios en el ámbito de la innovación, como el de ‘Banco más Innovador en Europa Occidental 2022’ otorgado por la revista estadounidense Global Finance, o el de ‘Banco más Innovador del Mundo (Global Innovator)’ en los premios sectoriales EFMA-Accenture Banking Innovation Awards 2021.

 

La propuesta de valor de CaixaBank Banca Privada ofrece distintos modelos de servicio para adaptarse a las necesidades y preferencias de cada cliente. El modelo de Banca Privada de CaixaBank está conformado por un equipo de cerca de 1.000 profesionales especializados y tiene 73 centros específicos distribuidos por todo el territorio.

El negocio de Banca Privada centra su estrategia en la alta cualificación, compromiso y talento de los gestores de la entidad, y en los últimos avances tecnológicos, con el objetivo de ofrecer la mejor experiencia de cliente en cualquier momento y lugar.

Uno de los efectos inesperados de reapertura del comercio global tras la pandemia ha sido la escasez de semiconductores en la cadena de valor. El último informe difundido por Crédito y Caución muestra hasta qué punto el sector TIC ha logrado mantener su fortaleza financiera a pesar de estas dificultades: en el último ejercicio, sus tres principales subsectores registraron crecimientos a doble dígito (ordenadores,14%; componentes electrónicos, 20%; y telecomunicaciones, 10%). Los márgenes del sector han aumentado en muchos mercados clave y la mayoría de sus empresas ha podido repercutir hasta ahora el aumento de los precios de los semiconductores a sus clientes finales. Aunque la oferta de semiconductores sigue siendo escasa, los productores de chips están realizando importantes inversiones que permitirán ver aumentos claros de la producción a partir de 2024. 

A medio y largo plazo, el informe difundido por Crédito y Caución prevé sólidas tasas de crecimiento del sector TIC. La expansión de la producción de semiconductores es un objetivo estratégico tanto para Estados Unidos como para la Unión Europea. La aseguradora de crédito prevé que el sector TIC se encuentre entre los de alto crecimiento, impulsado por la aceleración de la digitalización, la automatización industrial y el aumento de la demanda de semiconductores por parte de nuevos segmentos como los vehículos eléctricos.

 

No obstante, el sector afronta algunos riesgos a la baja. A corto plazo, la persistencia de la inflación y el endurecimiento de la política monetaria en Estados Unidos y Europa podrían erosionar el consumo y lastrar las inversiones en TIC de otros sectores productivos. La evolución incierta de la guerra en Ucrania es otro factor relevante. Ucrania es el mayor productor mundial de neón, un subproducto de la fabricación de acero que se reutiliza para tratar el silicio durante la fabricación de chips. Una guerra duradera podría repercutir en la producción y el suministro de semiconductores. Los confinamientos asociados a la política de Covid cero de China también podrían afectar a las cadenas de suministro de las TIC en todo el mundo. 

 

A medio y largo plazo, las empresas del sector TIC deberán estar atentas a la saturación del mercado de determinados productos en algunas economías avanzadas. La tecnología está también en el centro de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China. Ambas partes perciben el liderazgo en alta tecnología como un activo estratégico y no puede descartarse un mayor deterioro de la relación chino-estadounidense. Vinculado a lo anterior está la cuestión de Taiwán. Dada su importancia global como productor de semiconductores, una escalada de la tensión en el estrecho de Formosa podría afectar gravemente al suministro mundial de chips. 

 

En este contexto, el sector de las TIC muestra un moderado riesgo de impago en Alemania, Bélgica, Canadá, China, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, España, Francia, Hungría, Irlanda, México, Reino Unido, República Checa, Singapur, Suecia y Tailandia y bajo en Australia, Austria, Corea del Sur, Estados Unidos, India, Indonesia, Italia, Japón, Nueva Zelanda, Países Bajos, Polonia, Suiza y Taiwán. El riesgo solo es alto en Brasil, Dinamarca, Portugal y Turquía.

 

En España, Crédito y Caución prevé una ralentización de la demanda de TIC, aunque seguirá siendo sólida en 2022 y en 2023. Debido a los ingresos en curso, la estabilidad de los márgenes y el moderado apalancamiento de la mayoría de las empresas del sector, el informe no prevé un aumento sustancial de las insolvencias del sector en España en los próximos doce meses.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda