Nueva hoja de ruta del hidrógeno

24 de marzo de 2022

La hoja de ruta de Ready4H2 muestra acciones e hitos para las redes locales de gas europeas desde los distintos puntos de partida actuales y hacia el objetivo común de las alianzas de transición a una economía del hidrógeno, basado en el escenario de reducción de las emisiones de CO2 en más de 500 millones de toneladas al año y la creación de casi un millón de puestos de trabajo europeos.

Compartir en:

Entre ellos, 290.000 empleos en la producción de hidrógeno verde, 135.000 en operaciones y mantenimiento y 542.000 en la producción de electricidad necesaria para el hidrógeno verde. El hidrógeno también puede apoyar la fabricación europea en riesgo de deslocalización, al proporcionar una vía de descarbonización rentable.
''Vemos un enorme potencial de la transición al hidrógeno en Europa, y con esta hoja de ruta, ahora somos concretos en cuanto a llegar a ella. Sin embargo, primero hay que tomar una serie de decisiones políticas. Un paso legislativo impactante podría ser, dar a los operadores de redes de gas locales un papel en la distribución de hidrógeno y un papel en la planificación estratégica de la futura infraestructura energética de Europa a través de la creación de una entidad europea independiente de operadores de sistemas de distribución para el gas natural y el hidrógeno. Esto facilitaría una mejor coordinación y armonización de las cuestiones de planificación, técnicas y de otro tipo, en colaboración con los gestores de redes de transporte de toda Europa. Hay que permitir que ambas entidades trabajen conjuntamente en planes nacionales de desarrollo a 10 años, al igual que en el caso de la electricidad", afirma Kristensen, presidente de Ready4H2.


Además, como Ready4H2 demostró en el primer informe, la conversión de todo el gas natural que sus miembros distribuyen a los clientes en hidrógeno u otros gases verdes, reduciría más de 300 millones de toneladas de emisiones de CO2 al año, más que las emisiones de CO2 de Francia en 2020. Un mayor despliegue del hidrógeno, incluso en otros sectores como el del transporte, tiene el potencial de reducir 540 millones de toneladas anuales de emisiones de CO2 en toda Europa para 2050. Además, como se indica en la Comunicación de la Comisión Europea publicada el 8 de marzo, el biometano y el hidrógeno serán fundamentales para garantizar la futura independencia energética europea. Ready4H2 no sólo está dispuesta a apoyar este objetivo, sino que estamos convencidos de que la legislación europea debe reflejar el importante papel que las redes de distribución están dispuestas a desempeñar en la recogida y entrega de hidrógeno a nivel local.

La infraestructura de gas, ha señalado Kristensen, “puede hacer frente al rápido crecimiento de la cuota de energía eólica y solar variable, así como manejar la gran estacionalidad de la demanda y proporcionar un suministro fiable de hidrógeno incluso durante los inviernos más fríos, ayudando a los europeos a reducir la dependencia de las importaciones de combustibles fósiles. Las instalaciones de almacenamiento subterráneo de hidrógeno a gran escala vinculadas a las redes de gas son la única capacidad de almacenamiento rápida y duradera a gran escala para hacer frente a esta variabilidad de la producción y la demanda”.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda