EMPRESAS

Iberdrola pone a la venta un paquete de I+DE Redes

11 de mayo de 2022

berdrola ha contratado a Morgan Stanley en calidad de asesor financiero para vender un paquete minoritario de i-DE Redes Eléctricas, su filial española de distribución de electricidad. Ademas, Iberdrola ha contactado con un grupo selecto de potenciales interesados, entre los que se incluyen grandes fondos internacionales y gestoras de private equity especializadas en el campo de las infraestructuras.

Compartir en:

En principio, la eléctrica busca apuntalar su potente plan inversor con el traspaso de una participación amplia pero minoritaria que le permita captar alrededor de 3.000 millones. La filial de redes eléctricas de Iberdrola alcanzó un resultado bruto de explotación (ebitda) de 1.632 millones de euros en 2021. De acuerdo con las fuentes consultadas, el mercado podría tasar i-DE en múltiplos de más de 10 veces el ebitda, lo que dispararía la valoración de la compañía por encima de los 15.000 millones de euros en el marco de la venta. Por su envergadura, la transacción podría convertirse en la mayor operación corporativa que ha vivido el sector en España en los últimos años. En España, el negocio de distribución lo lidera Endesa, mientras que Iberdrola ocupa la segunda posición, siendo especialmente fuerte en Castilla y León, Madrid, País Vasco y Valencia. La filial del grupo que dirige Sánchez Galán gestiona un entramado de 270.500 kilómetros de líneas eléctricas. La energía distribuida por i-DE Redes Eléctricas alcanzó los 90.962 GWh al cierre de 2021, lo que supuso un incremento de casi el 3% respecto a 2020. La empresa emplea a más de 3.400 trabajadores.

La referencia nacional más cercana de una transacción en este campo es la venta por parte del fondo australiano Macquarie a EDP del 75,1% de las redes eléctricas de la cántabra Viesgo. La operación se cerró en julio de 2020 y otorgó a compañía una valoración de 2.700 millones de euros. La red en manos de Viesgo es menor que la de Iberdrola, así como su cartera que incluye alrededor de 695.000 puntos de suministro frente a los cerca de 11,3 millones que posee la eléctrica que preside Galán.
el Plan Estratégico 2020-2025 de Iberdrola contempla que el 40% de la inversión orgánica del grupo (más de 27.000 millones) se destine al conjunto del negocio de Redes (que además de i-DE incluye a Scottish Power, Neoenergía o Avangrid). Con ello, Iberdrola quiere elevar su base de activos regulados hasta los 47.000 millones de euros en 2025, 1,5 veces su valor actual. La entrada de un socio permitirá a Iberdrola dotar de músculo financiero a la filial española y hacer caja para diversificar su esfuerzo inversor hacia otros negocios.

Por otra parte, Iberdrola lleva años volcada en reforzar el diálogo con sus más de 600.000 accionistas y en lograr su máxima involucración en las decisiones más relevantes de la sociedad. Por ello, el Consejo de Administración, ha actualizado su política de incentivos a la participación en la Junta General de Accionistas y ha propuesto un dividendo de involucración a la Junta, siendo la única empresa del Ibex 35 que premia así a sus accionistas por participar en el evento más importante de la compañía. Si el próximo 17 de junio, la Junta aprueba este nuevo incentivo y se alcanza un determinado quórum de constitución, Iberdrola abonará una cantidad adicional a todos sus accionistas con derecho a participar en la Junta. Tanto el porcentaje del quórum como la cuantía de este dividendo de involucración se publicarán en los próximos días, junto con el anuncio de convocatoria. El Consejo de Administración ha aprobado, además, el orden del día de la próxima Junta, que contempla 20 propuestas de acuerdo, entre las que se encuentran modificaciones en los Estatutos Sociales, la aprobación de las cuentas anuales, el estado de información no financiera, la aplicación del resultado de 2021 y dos nuevas ediciones del sistema de dividendo opcional “Iberdrola Retribución Flexible”, así como la reelección de varios consejeros independientes.


En otro orden de cosas, Iberdrola, a través de Perseo, su programa para fomentar el desarrollo de empresas tecnológicas, y Caixa Capital Risc, a través de su fondo Criteria Venture Tech, se unen para potenciar la digitalización de redes inteligentes y la ciberseguridad con el desembarco en el capital de Barbara IoT con una inversión de 2,5 millones de euros. La start-up española capitaneada por David Purón e Isidro Nistal ha creado un sistema operativo para conectar y proteger los equipos industriales con un escudo anti-hackers. Barbara IoT, fundada en 2016 con sede en Bizkaia, recibe esta inyección de capital para consolidar su liderazgo en el sector de las redes eléctricas inteligentes y expandirse a nuevos mercados. A través de su software, la compañía captura datos de sensores y equipos industriales, y ejecuta algoritmos de Inteligencia Artificial para detectar anomalías o automatizar procesos en tiempo real. Todo ello sin necesidad de utilizar la nube, consiguiendo reducir costes a sus clientes a la vez que reduce drásticamente los riesgos de ciberataques.

La tecnología desarrollada por Barbara IoT, que permite procesar y analizar en tiempo real datos de plantas fotovoltaicas, de redes de alta y media tensión, así como en subestaciones, permitirá a la empresa española el desarrollo de fórmulas que acelerarán el desarrollo de redes eléctricas inteligentes, posicionando a Barbara IoT como la referente en despliegues de IoT (Internet of Things) y edge computing en el sector energético. Los fondos GoHub, Bizkaia Seed Capital y Basque Fondo, que entraron en el accionariado de la compañía en el 2020, completan esta ronda que permitirá adicionalmente implantar la tecnología de Barbara en otros sectores industriales con altos requisitos de ciberseguridad.
Con esta inversión, Iberdrola avanza en la digitalización de redes, uno de los vectores de crecimiento de futuro a través de la inversión directa en esta start-up, con la que trabaja en el desarrollo de Inteligencia Artificial para la Transición Energética Sostenible (Proyecto Misiones Inteligencia Artificial IA4TES) y con i-DE, la marca de distribución eléctrica de Iberdrola en España. Además, la energética consolida así su relación con Barbara IoT que forma parte del Global Smart Grids Innovation Hub, el centro de innovación propio que tiene como objetivo contribuir a la transición energética.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda