Iberdrola presente en la subasta neoyorquina de eólica marina

13 de enero de 2022

La Oficina de Administración de Energía Oceánica anunció el lanzamiento de esta subasta para el próximo 23 de febrero, fecha en la que se pondrán en juego más de 480.000 acres (194.250 hectáreas), la mayor superficie ofertada en el país en una subasta, para el desarrollo de eólica marina en el área conocida como New York Bight.

Compartir en:

Esta será la primera subasta de energía eólica marina bajo el Gobierno de Joe Biden y la primera venta de arrendamiento de energía eólica marina en el país en más de tres años. Avangrid, la filial estadounidense de Iberdrola, confirmó que acudirá a esta subasta para una tecnología como la ‘offshore’. «Dada nuestra cartera de proyectos eólicos marinos de 4,9 gigavatios (GW), esperamos participar en esta subasta histórica», indicó el consejero delegado de Avangrid, Dennis V. Arriola, que puso en valor el «sólido historial» de la compañía en el desarrollo de estos proyectos.

De esta manera, el grupo reafirma su apuesta por Estados Unidos, a pesar del revés que sufrió a finales del año pasado, después de que el regulador del estado de Nuevo México tumbara la compra por parte de Iberdrola de PNM Resources, decisión recurrida judicialmente, por lo que se ha dado de plazo hasta 2023 para poder culminar la operación. La eólica marina representa una apuesta estratégica para Iberdrola, especialmente en un mercado como el estadounidense, donde es líder en el país tras elevar su cartera a 4.900 megavatios (MW), después de hacerse con el control de la cartera de más 2.000 MW de capacidad eólica marina que compartía con el fondo danés Copenhagen Infrastructure Partners (CIP).
En Estados Unidos, Iberdrola es propietaria al 100% de ‘Commonwealth Wind’, un proyecto de 1.232 MW en Nueva Inglaterra, que fue seleccionado en diciembre para suministrar energía eólica marina a las compañías eléctricas de Massachusetts. Igualmente, tiene la propiedad en exclusiva de ‘Park City Wind’, un proyecto de 804 MW en Connecticut, en avanzado estado de desarrollo, con un contrato a largo plazo (‘PPA’, por sus siglas en inglés) asegurado y permisos del BOEM en tramitación. Además, la energética conserva el 50% del parque ‘Vineyard Wind 1’, de 800 MW en Massachusetts, cuya construcción comenzó en el último trimestre del año pasado, así como el derecho a tomar el control de este durante la fase de explotación. Cuando entre en operación en 2024, ‘Vineyard Wind 1’ será el primer parque eólico marino a escala comercial que opere en el país.

También es propietaria del área de desarrollo Kitty Hawk (2.500 MW), en Carolina del Norte; y ya ha iniciado el proceso de obtención de permisos BOEM para el proyecto Kitty Hawk North (800 MW), el primer proyecto que se desarrollará en esta zona y gestiona otros parques en una fase anterior de desarrollo.
En total, la inversión de Iberdrola en su cartera ‘offshore’ en Estados Unidos podría superar los 15.000 millones de dólares (unos 13.232 millones de euros) en los próximos años.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda