IAG prevé un beneficio operativo de 1.100 millones a final de año

28 de octubre de 2022

La compañía ha alcanzado unos ingresos de 16.680 millones a septiembre (7.329 millones en el tercer trimestre), que más que cuadruplican los cosechados un año atrás pese a que la capacidad desplegada está aún por debajo de la de 2019, en concreto a 19 puntos porcentuales el pasado verano. El resultado neto es de 199 millones de euros en comparación con unas pérdidas de 2.622 millones en los nueve primeros meses de 2021.

Compartir en:

El beneficio de las operaciones en el tercer trimestre llega a los 1.208 millones, lo que contrasta con pérdidas de las operaciones por 452 millones en el verano de 2021. La cifra está en línea con lo avanzado por IAG el pasado 13 de octubre. Ese día habló de 1.200 millones de beneficio antes de partidas excepcionales en el tercer trimestre, frente a los 814 millones que marcaba el beneficio medio calculado por los analistas. En los meses más calientes de la temporada alta, la empresa ha elevado el beneficio de sus operaciones hasta los 770 millones (2,487 millones en rojo entre julio y septiembre de 2021).

IAG remonta en este año de recuperación al conseguir un beneficio neto, después de impuestos y partidas excepcionales, de 853 millones millones en el tercer trimestre. Los ingresos en el trimestre mejoran ya en un 0,9% los del verano previo a la pandemia.
Todas las aerolíneas del grupo aportan beneficio operativo, resaltando el comportamiento de Vueling con 259 millones fente a los 230 del verano anterior a la pandemia. British Airways ha cosechado 411 millones de beneficio operativo (634 millones en el tercer triemtre de 2019), Iberia suma 246 millones (a 27 millones del registro del tercer trimestre de 2019), y Aer Lingus gana 139 millones por sus operaciones (30 millones menos que en el verano de 2019).

IAG prevé un beneficio de las operaciones antes de partidas excepcionales de aproximadamente 1.100 millones de euros en el cómputo de 2022. También espera que los flujos de efectivo netos de las actividades de explotación sean “significativamente positivos” en el ejercicio. La deuda neta debería subir a finales del ejercicio, “debido a los patrones estacionales de reservas y a la inversión en inmovilizado relacionada con las entregas de aeronaves en el cuarto trimestre”.

A septiembre, su posición de liquidez también aumenta, con 13.488 millones (11.986 millones a 31 de diciembre de 2021). De esa cifra, el efectivo mejora casi un 17% y marca 9.260 millones de euros. La deuda neta, por su parte, baja en 609 millones, quedando en poco más de 11.000 millones.
El grupo mantiene líneas de financiación generales y de aeronaves comprometidas y no dispuestas que ascienden a 4.228 millones (4.043 millones de euros el pasado 31 de diciembre). La línea de crédito renovable por 1.755 millones en dólares se ha llevado hasta marzo de 2025.

Reanimación pese a Heathrow y Asia
Los resultados presentados esta mañana se imponen a problemas operativos como las limitaciones a la capacidad en el aeropuerto londinense de Heathrow o al práctico cierre de la red de rutas a Asia-Pacífico. Pese a ello, las aerolíneas del holding mejoran los ingresos unitarios de pasaje en un 22% respecto al tercer trimestre de 2019.
Los yields de pasaje del tercer trimestre se incrementaron en un 22,9% frente a 2019 y el coeficiente de ocupación fue del 87,0%, tan solo 0,7 puntos porcentuales inferior.

En el capítulo de costes, están un 25,5% por encima de los de 2019 excluyendo el combustible, afectados por la menor capacidad operada, el efecto adverso del tipo de cambio de moneda extranjera y la inflación.
Para este cuarto trimestre, IAG prevé elevar su capacidad medida en asientos al 87% respecto al mismo periodo de 2019, lo que dejará el ejercicio en una tasa de recuperación del 78%. Para el primer cuarto de 2023 la capacidad global subirá al 95%. Iberia operará ya al 105%, Vueling lo hará al 120% respecto al primer trimestre de 2019, Aer Lingus también superará el volumen de asientos anterior a la pandemia con un 105%, y British llegará al 90%. Esta última subraya sus avances en la contratación de personal para hacer frente a la demanda.

El consejero delegado, Gallego, ha señalado a través de un comunicado que “en el tercer trimestre de este año volvimos a lograr unos resultados sólidos, con un beneficio operativo de 1.200 millones de euros y una liquidez de más de 13.000 millones de euros. Todas nuestras aerolíneas fueron significativamente rentables y seguimos observando una fuerte demanda, donde la capacidad y el factor de ocupación continúan recuperándose”.Tiran de los ingresos la demanda en el segmento vacacional, con niveles previos a la crisis sanitaria, mientras que el de negocios “continúa recuperándose de manera constante”. El volumen de reservas está al 90% de lo que eran a estas alturas de año en una situación normal de mercado, pero los ingresos generados por ellas alcanzan el 100%.
Respecto a las coberturas sobre el precio del combustible, el grupo ciera el año con un grado del 68% sobre sus estimaciones de consumo, porcentaje que baja al 47% de media en 2023.

Gallego ha reiterado que el desempeño de la compañía “permite seguir invirtiendo”. El ejecutivo ha mostrado cautela ante el momento económico actual y ha señalado que “estamos enfocados en adaptar nuestra operatividad para satisfacer la demanda, fortalecer nuestro balance reconstruyendo nuestra rentabilidad y el flujo de caja, así como aprovechar nuestra elevada liquidez”.
La vuelta a beneficios se produjo ya en el segundo trimestre tras dos años de fuertes pérdidas por el paso de la pandemia. La empresa ganó 133 millones entre marzo y junio, pero las expectativas estaban puestas en el verano.
La empresa también ha subrayado esta mañana que ha firmado un acuerdo con los administradores del fondo de pensiones de British (NAPS) para la valoración del mismo en 2021 “y no se prevén aportaciones para reducir el déficit en virtud del mecanismo de protección frente al exceso de financiación vigente”.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda