Brufau denuncia la hipocresía de la compra de gas USA

20 de abril de 2022

El presidente de Repsol, ha denunciado el contrasentido de que Europa vaya a importar un gas de Estados Unidos explotado por el mecanismo de 'fracking' (fractura hidráulica), que Europa tiene prohibido pese a tener "grandísimas posibilidades" de explorar gas con ese procedimiento.

Compartir en:

Brufau, durante un coloquio este miércoles con motivo de la presentación del fondo Motor Verde para invertir en reforestaciones, se ha preguntado ante los problemas de países como Alemania por la dependencia del gas ruso, suministro puesto en peligro por la invasión rusa de Ucrania, qué tipo de gas es el que va a enviar el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para asegurar el suministro de gas a Europa y ha señalado que será el gas que viene de la exploración de los yacimientos vía 'fracking', una técnica que ha dicho que Europa ha prohibido.
"Ahora vamos a comprar gas de 'fracking' a Estados Unidos, cuando en Europa, donde tenemos grandísimas posibilidades de explorar el gas con el mecanismo del 'fracking' no lo vamos a hacer", ha dicho Brufau, que ha señalado que el impacto para el medio ambiente de que lo haga Estados Unidos es el mismo.

Ha recordado que la transición energética es transitar de un punto a otro, calibrando "muy bien" la relación coste-eficiencia de lo que se está haciendo, y ha advertido de que si lo que se pretende es hacer una "revolución energética", no una transición, se "puede romper todo". En este sentido, se ha referido al sistema de generación del precio eléctrico, un "modelo pasado" que no tiene en cuenta la importancia de las energías renovables y que hace que el precio del gas condicione el de la electricidad. "Esto es romper un poco el sistema por tomar decisiones que no han tenido en cuenta la totalidad", ha dicho Brufau, que ha recordado que hasta hace poco, antes de cambiar la taxonomía europea para que el gas pueda ser incluido entre las tecnologías financiables con criterios de sostenibilidad, se decía que no tenía futuro.

El presidente de Repsol se ha preguntad qué tienen que hacer los productores de gas ante afirmaciones de que el gas no es una tecnología de futuro, si dejar de invertir en exploración de gas.
Brufau ha explicado que la consecuencia es que hay menos gas y la demanda es igual, pues no cambia "por más que la regulación lo pida", y al final, hay menos gas, igual demanda y a más precio.
También se ha referido al descuento aplicado a los consumidores en los carburantes y ha recordado que Repsol se adelantó a la decisión del Gobierno con un descuento de 10 céntimos por litro dentro de su política comercial.

Ha indicado que diez céntimos por litro de carburante "es poner casi a pérdidas la venta", pero "la sociedad lo necesitaba y una compañía como la nuestra, que gana mucho dinero en muchos sectores convencionales, se puede permitir el lujo de perder para ayudar a la sociedad"

Compartir en:

Crónica económica te recomienda