Siemens Gamesa no levanta cabeza

03 de febrero de 2022

Siemens Gamesa perdió 403 millones, frente a los beneficios de 11 millones del periodo comparado. El desplome se extiende a los ingresos. Caen un 20,3 % al contabilizar 1.829 millones. El Ebit (resultado neto de explotación) registra unos números negativos de 377 millones frente a las ganancias de 14 millones del ejercicio anterior. Sus acciones, que han abierto con caídas del 3 %, cotizan en positivo.

Compartir en:

Estos números han provocado esta semana el cese del consejero delegado  Nauen y su sustitución por Eickholt. También ha abandonado el grupo el director de desarrollo corporativo Carlos Albi, quien deja la empresa voluntariamente para emprender otros proyectos profesionales Y el predecesor de Nauen, Markus Tacke, también fue cesado. Dos cambios del máximo gestor en año y medio y después de que Siemens tomara la batuta en 2017, tras la fusión de sus activos eólicos con los de Gamesa. Hasta la llegada de los alemanes, Ignacio Martín estaba al frente de Gamesa.

La deuda más que se duplica para situarse por encima de los 1.000 millones al cierre del 31 de diciembre. El grupo dispone de 4.499 millones en préstamos concedidos sin utilizar. Su tesorería supera los 1.330 millones. Siemens Gamesa explica los malos resultados por los retrasos en el desarrollo del aerogenerador de la familia 5X, que elevaron los costes de este programa. También jugó en contra la devaluación en 289 millones de los proyectos en marcha en eólica terrestre por la inflación de las materias primas y por los problemas logísticos a nivel mundial. Dos problemas que no han podido trasladarse a los clientes, porque se trata de contratos a largo plazo, con precios cerrados en condiciones anteriores a la citada coyuntura. Ambos factores generan más de la mitad de las pérdidas de octubre a diciembre.

 

SG cierra el primer trimestre con una cartera de pedidos de 33.600 millones. La primera tarea del nuevo CEO será la de mejorar sus márgenes de rentabilidad para esquivar los problemas citados. De momento, el productor de aerogeneradores avanza que introducirá las presiones inflacionistas en los presupuestos que presente en los próximos meses a sus clientes.

Como parte de esta estrategia comercial, SG primará la rentabilidad de los pedidos por delante del volumen de trabajo que puedan generar, para evitar que los costes vuelvan a dispararse. En el primer trimestre y en eólica terrestre, sus principales mercados han sido Finlandia, India, Suecia, Canadá y España, en ese orden. En España logró el primer pedido de la turbina 5X.

En eólica marina, que tendrá un fuerte incremento en los próximos años, según los expertos, Siemens Gamesa cuenta con una cartera de pedidos de 7,6 GW y con otros 6,7 GW en negociaciones muy avanzadas para su contratación.

Los ingresos de la división de servicios, la que más margen deja, han crecido un 13,4 % en el primer trimestre al contabilizar 695 millones. SG aporta el dato de que más de la mitad de la cartera total de pedidos corresponde a las operaciones de mantenimiento y monitorización de parques renovables en actividad.

 

A corto plazo, SG confía en que la tendencia a la descarbonización de la economía mundial siga impulsando la eólica en todos los países. Pero advierte que los cuellos de botella en los suministros internacionales continuarán durante los próximos meses.

Y otro mensaje de fondo. SG seguirá luchando contra los costes, entre ellos los relacionados con la plantilla. Mantendrá su política de venta de parte de la cartera de parques eólicos en promoción, sobre todos los que se van a ubicar en el sur de Europa. Unos ingresos extras que repercutirán de forma positiva en su balance, según Siemens Gamesa.

Los objetivos para 2022 se recortan, como ya anunció en un anterior profit warning. Las ventas pudieran caer entre un 2 % y un máximo del 9 % (dos puntos por encima de la anterior). El resultado Ebit retrocedería entre un 1 % y un 4 %. Aquí el giro es más brusco porque esperaba un crecimiento positivo del resultado neto de explotación del 1 % al 4 %

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda