Muchas pymes pueden terminar en estado zombi

15 de octubre de 2021

Según admite el Gobierno en el proyecto de Ley de Presupuestos para 2022, con la crisis sanitaria casi superada, la situación va a dejar al menos un 9% de todas las empresas no financieras del país en serios problemas de solvencia, muchas de ellas en estado ‘zombi’ o al borde la quiebra, lo que supone un conjunto de más de 100.000 sociedades, la mayor parte de ellas pequeñas.

Compartir en:

Según los cálculos del Ejecutivo, los más de 1,1 millones de operaciones realizadas con fondos ICO llegaron a movilizar 131.000 millones de euros y permitieron reducir ese 33% de empresas al borde de la desaparición a un nivel del 17%, todavía alto, pero con menos riesgo de llevarse por delante a toda la economía del país. Unida la actuación del ICO a la cobertura de los ERTE y el escudo social, y “al añadir el efecto de la Línea Covid de ayudas directas por 7.000 millones de euros, destinadas a las empresas en los sectores más afectados, el porcentaje de empresas con déficits de liquidez severo caería hasta el 9%”, señalan textualmente. Ese porcentaje supone unas 118.000 empresas que estarían en un déficit severo de liquidez, una vez que esas ayudas lleguen a todos los sectores afectados, sobre todo al turismo, el transporte y la hostelería que es donde más bajas laborales ha causado la pandemia.


Hay que advertir que, por más que los 7.000 millones de euros a los que se refieren las cuentas públicas hayan sido aprobados, una parte importante de ese dinero no ha llegado aún a su destino, a la espera de que se articulen las medidas administrativas necesarias para que sean las comunidades autónomas las que se encarguen de hacer el reparto, de forma que el efecto que puedan tener en la liquidez de muchas de esas empresas está todavía por confirmarse. Es por ello que en el propio texto de los PGE se advierte que, “con todo, el impacto en el tejido empresarial español a medio plazo dependerá de la recuperación de la actividad económica. Para algunas empresas sobre-endeudadas a causa de la pandemia o con una peor posición financiera de partida y pertenecientes a sectores más afectados persisten algunos riesgos vinculados a la vulnerabilidad financiera”.


Esos datos sobre empresas en riesgo de desaparecer se complementan con la permanencia en España de unos 247.000 trabajadores en ERTE, que esperan volver a sus puestos de trabajo o pueden pasar a engrosar las listas del paro. Los datos recogidos en los PGE corroboran que la mayor parte de ese colectivo, un 38%, son personal de hostelería, uno de los sectores con mayor temporalidad del mercado laboral español. Le sigue el comercio, con otro 16%, de forma que entre ambos sectores acumulan más de la mitad de todos los empleados en ERTE tras la pandemia.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda