Naturgy 1.250 M€ en mejoras para los próximo 5 años

18 de marzo de 2022

UFD, la distribuidora eléctrica del grupo Naturgy, ha invertido cerca de 1.250 millones de euros en los últimos cinco años para mejorar su calidad servicio y reforzar sus infraestructuras en España.

Compartir en:

Las inversiones realizadas se han centrado en innovación y aplicación de nuevas tecnologías para avanzar en la telemedida y telegestión de los puntos de suministro, en el telecontrol y sensorización de las redes, así como en el robustecimiento de las infraestructuras, con el objetivo de integrar el incremento de la generación renovable. Solo en 2021, la compañía invirtió 270 millones de euros a este fin, de los que 40 millones fueron destinados expresamente a la digitalización y automatización de la red, con proyectos de supervisión avanzada en Baja Tensión, actuaciones en Media y Alta Tensión, ciberseguridad y gestión avanzada de activos, entre otros.
Las inversiones realizadas en sensorización y digitalización de sus infraestructuras permitieron la mejora de la calidad del suministro eléctrico, que supera en un 35% la media de calidad en España. El indicador que mide la calidad del suministro eléctrico, el tiempo de interrupción equivalente a la potencia instalada (TIEPI), señala que la interrupción media del servicio fue de 35,9 minutos durante el año pasado, frente a los 55 minutos de media nacional. La distribuidora eléctrica de Naturgy mantiene un fuerte compromiso con la sociedad y el desarrollo económico de los territorios donde está presente, a través de esta importante aportación a la economía regional, siempre con la sostenibilidad y el medio ambiente como pilares básicos para la creación de valor económico, medioambiental y social a corto y largo plazo.
La inversión y el gasto de la compañía generan 26.000 empleos directos, indirectos e inducidos, actuando como importante palanca a la hora de fijar población en las zonas rurales, debido a la importante gestión local de sus activos físicos.

UFD está presente en Madrid, Galicia y Castilla-La Mancha, donde es el mayor distribuidor de electricidad, y en Castilla y León. Actualmente, da servicio a casi 3,8 millones de puntos de suministro, a través de una red de 114.000 kilómetros de líneas de alta, media y baja tensión, manteniendo y operando las redes con el compromiso de garantizar el servicio en condiciones de eficiencia, seguridad y calidad. En 2021, entre otras actuaciones de mejora de sus instalaciones, la compañía ejecutó la ampliación de potencia de las subestaciones de Rejas (Comunidad de Madrid) y de Tomelloso (Ciudad Real); puso en funcionamiento dos nuevas subestaciones, una en Villacastín (Segovia) y otra en Formarís (Santiago de Compostela); puso en servicio nuevos parques en las subestaciones de Ocaña (Toledo) y Muxía (A Coruña); soterró la línea de alta tensión entre Santa María del Páramo y La Bañeza (León); y mejoró diversas líneas de media tensión en Becerreá (Lugo), Gondomar, Nigrán y Sárdoma (Pontevedra) y Ourense.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda