Endesa mantiene su apuesta por la descarbonización

17 de abril de 2022

Endesa, en su apuesta por la descarbonización total en el año 2040, tiene previsto el cierre de todas las plantas de carbón tres años antes de lo esperado, en 2027. Consciente del nexo histórico que tiene con estas instalaciones desde el origen de la propia compañía,

Compartir en:

Endesa ha elaborado un plan de Transición Justa que tiene como objetivo el impulso de distintas iniciativas para lograr un impacto positivo en las comunidades locales desde los puntos de vista social, medioambiental y económico, el denominado Plan Futur-e.

Estos planes Futur-e son proyectos que tienen como finalidad contribuir a mitigar el impacto que el cierre de centrales pueda tener sobre la población local a través de cuatro ejes: búsqueda proactiva de empleo para el personal directamente afectado; fomento de la actividad económica en la zona a través de nuevos proyectos renovables, el propio desmantelamiento de las centrales y concursos internacionales para el desarrollo de nuevas actividades industriales; formación y capacitación de la población local para lograr el reciclaje profesional de las personas directamente involucradas en estos procesos y abrir un futuro laboral a la población local; e iniciativas de sostenibilidad del municipio para mitigar el impacto fiscal que los cierres generan en los municipios, fomentando la eficiencia energética de estas localidades.

Actualmente hay tres instalaciones de carbón de Endesa en proceso de desmantelamiento. Se trata de las centrales de Andorra (Teruel), Compostilla (León), y Carboneras (Almería). Endesa también ha solicitado en 2019 el cierre de la central de As Pontes (A Coruña), cuya resolución se espera obtener este año, y está tramitando el cierre de la central de Es Murterar (Alcudia) en Baleares. Todas estas infraestructuras cuentan con planes Futur-e adaptados en función de las características de cada entorno.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda