Reynes, en persona dirige las negociaciones

NATURGY se prepara para hacer frente al sobrecoste del gas

29 de agosto de 2022

Naturgy ha empezado a generar liquidez para hacer frente, de manera retroactiva, al pago del sobrecoste derivado de la revisión del megacontrato de suministro de gas con Sonatrach. Las condiciones del acuerdo de abastecimiento a través del gaseoducto Medgaz vencieron en enero. Sonatrach no tiene prisa en actualizar el precio de exportación para ajustarlo a la revalorización que ha experimentado este combustible.

Compartir en:

Sin embargo, Naturgy sabe que recibirá ese impacto, y se prepara para ello. Así, la compañía aumentó sus provisiones un 30% en el primer semestre de 2022 respecto al mismo periodo del año anterior. En total, Naturgy reserva 1.490 millones de euros para hacer frente a posibles eventualidades. El grupo energético no ha detallado qué parte de las mismas se destinarán al escudo frente a los cambios del contrato argelino, pero sí ha confirmado que ha empezado a provisionar para este fin una cantidad acorde a sus proyecciones.

Dado que Naturgy deberá abonar a Sonatrach la diferencia acumulada desde el 1 de enero hasta que se cierre el nuevo precio, todo hace indicar que la partida destinada a este frente aumentará al cierre del ejercicio. "Las negociaciones están aún en curso y no es posible determinar cuándo se cerrará el nuevo precio", señalan, y reiteran que Argelia ha ratificado que cumplirá sus compromisos en materia de abastecimiento.


El problema es la torpeza de nuestro Gobierno que ha roto las relaciones con el argelino, justo cuando la escalada del gas era mas virulenta. Desde el inicio de 2022, el gas se ha instalado en el entorno de los 200 euros/MWh. Nunca antes había sido tan significativo el hecho de que Naturgy y Sonatrach paguen con carácter retroactivo las compensaciones convenidas en sus revisiones periódicas. Hasta ahora, España tampoco había entrado en la lista argelina de aliados poco fiables.


El precio del gas cae

Los precios del gas natural en Europa han registrado la mayor caída desde marzo, después de que Alemania dijera que sus almacenes del combustible se están llenando más rápido de lo previsto y de que algunos operadores obtuvieran beneficios tras la subida de costes de las últimas semanas.


El precio del gas TTF en Holanda, de referencia en el mercado europeo, ha caído hasta un 19%, revirtiendo en parte la subida de la semana pasada de casi un 40%. Y el alemán también ha bajado, tras haber alcanzado un récord. En ese país, además, se espera que los almacenes del combustible cumplan con el objetivo de octubre de llenarse en un 85% ya el próximo mes, según declaró el domingo el ministro de Economía Robert Habeck.

La caída de los precios de este lunes supone un cierto alivio tras un repunte en el que los futuros siguen cotizando casi seis veces más que hace un año. La región está al borde de la recesión, con la inflación más alta en décadas en algunos países. En ese sentido, los gobiernos están poniendo en marcha medidas para aliviar la carga, reservando unos 280.000 millones de euros en paquetes de ayuda.Aun así, el panorama fundamental sigue muy sombrío, con la incertidumbre sobre si el gasoducto Nord Stream reanudará los flujos después del mantenimiento a finales de esta semana, y con el anuncio de Goldman Sachs de que los recientes y enormes movimientos de precios se deben en parte a la escasa liquidez.
Con más gas almacenado, los países europeos están ligeramente mejor situados para afrontar un nuevo corte de suministro cuando la rusa Gazprom inicie el miércoles el mantenimiento del Nord Stream. El descenso de las temperaturas en Europa del Este y en algunas zonas de la Península Ibérica la próxima semana también ayudará a los países a reservar más gas, ya que se necesitará menos energía para la refrigeración.

Aumento de beneficios

Por su parte, la unidad EnergyScan de la empresa Engie, ha defendido este lunes que los precios probablemente están bajando por el aumento de los beneficios. Los precios habían subido durante seis semanas consecutivas hasta el viernes. La escasa liquidez en general se ve agravada por el festivo en el Reino Unido del lunes. "Cuanto más nos acerquemos al llenado total de las reservas de gas —el 27 de agosto, las reservas de la UE estaban llenas en un 79%—, más se cuestionará el impulso alcista", ha definifo la unidad de análisis de mercado.

Pero, incluso con los almacenes llenos, Alemania corre el riesgo de no poder pasar el invierno si Rusia detiene los flujos hacia la mayor economía de la región. La República Checa, que ostenta la presidencia de turno de la Unión Europea, convocará una reunión extraordinaria de ministros de Energía para debatir soluciones a nivel de todo el bloque.Al mismo tiempo, la destrucción de la demanda se acelera, ya que la escasez de suministro está afectando a las industrias de toda Europa. Las empresas de fertilizantes se están viendo especialmente afectadas, con más de dos tercios de la capacidad de producción paralizada por el aumento de los costes del gas, según Fertilizers Europe, que representa a la mayoría de los productores del continente.

La crisis ha provocado un aumento de las medidas para reducir el consumo, y Europa se ha propuesto reducir el uso de gas en un 15% este invierno. Los gobiernos europeos han empezado a tomar medidas drásticas de limitar el uso de la energía, como prohibir la iluminación exterior de los edificios y reducir las temperaturas de la calefacción interior. El Ministro de Economía alemán ha sugirido una reforma de los mercados eléctricos para que los precios dejen de estar vinculados al proveedor más caro. Mientras tanto, el suministro de gasoductos a Europa desde Noruega ha caído un 20% este mes, ya que las interrupciones planificadas y no planificadas agravan la crisis. La competencia por los cargamentos de GNL también ha aumentado en medio de un suministro restringido.

El precio de la energía eléctrica alemana de referencia para el próximo año cayó un 8,6%, después de haber subido a un récord de 1.050 euros por megavatio/hora. Los precios de referencia de la electricidad en la región han batido récords casi a diario, y en Alemania y Francia subieron más de un 25% el viernes. El mercado eléctrico alemán "sigue subiendo a nuevos precios extremos todos los días debido al pánico a gran escala sobre pánico por lo que traerá el próximo invierno", han resumido los analistas de la empresa Energi Danmark en una nota el lunes.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda