Abengoa blinda mas de veinte de filiales

01 de julio de 2022

Abengoa ha decidido presentar el preconcurso de acreedores para más de una veintena de filiales, 27 en total, de sus más de 200 sociedades. El objetivo es contar con cuatro meses de plazo para encontrar una solución que evite la liquidación del grupo, con más de 3.000 trabajadores.

Compartir en:

El 1 de julio era la fecha clave. Este viernes coincidirán, por un lado, el fin de la moratoria concural, en vigor desde marzo de 2020. Por el otro, el final de la última prórroga que los acreedores de Abengoa habían concedido a la compañía. Esto suponía que a partir de mañana, cualquier acreedor podía instar al concurso de acreedores de la compañía.

La compañía se ve abocada al preconcurso, con una deuda que suma más de 6.000 millones, después de que fracasase la última propuesta realizada por los acreedores. Esta pasaba por la inyección de 200 millones por el fondo calforniano Terramar, a cambio del 70% del capital. La participación del fondo estaba condicionada a que la banca respaldase con líneas de avales, garantizadas por el Estado, por 300 millones. Y a que la SEPI concediese 249 millones de ayuda a través del fondo de rescate empresarial. La negativa del organismo público, comunicada a la empresa el pasado martes, ha abocado a la compañía al preconcurso. En invierno de 2021 ya fracasó un primer rescate por la negativa de la Junta de Andalucía a respaldar a la empresa con 20 millones.

La idea de la matriz y de Abenewco, su principal filial operativa, es tratar de ganar tiempo. De acuerdo a la actual ley concursal, que será reformulada en las próximas semanas, el preconcurso de acreedores establece un periodo de cuatro meses para que la compañía y sus acreedores puedan alcanzar un pacto de reestructuración y blinda los activos de la compañía. Así, los consejos de ambas firmas han decidido invocar el arrículo 5 bis de a ley concursal y presentar esta medida ante el juez.

A falta de conocerse el detalle de qué sociedades exactamente estarán bajo el paraguas del preconcurso, la medida afecta tanto a Abenewco, la sociedad con todos los activos operativos, como a las seis filiales que pidieron el rescate a la SEPI —Abengoa Energía, Abener Energía, Abengoa Agua, Inabensa, Abengoa Operación y Mantenimiento y Abengoa Solar España—, entre otras sociedades. Por otro lado, más de un centenar de firmas que englobaban el grupo Abengoa se quedarán ahora sin protección y al albur de que los acreedores decidan ejecutar sus prendas y quedarse sobre esos activos.

Concurso en la matriz

La matriz, Abengoa SA, lleva en concurso de acreedores desde febrero de 2021. El jueves culmina también el plazo que había dado el juez para que la empresa plantease un convenio a los acreedores que evitase la liquidación de la empresa. Su presidente y representante de los accionistas, Clemente Fernández, ha solicitado al juez extender este plazo, incluso hasta finales de septiembre. El juez deberá pronunciarse mañana al respecto y decidir si la matriz se va directamente a liquidación o le concede otro periodo de gracia. Fernández trata de buscar inversores que contribuya al salvamento de todo el grupo.Además de la elevada deuda, la compañía arrastra también problemas con litigios pendientes, avales y deudas con las Administraciones Públicas. Estos fueron algunos de los aspectos con los que la SEPI justificó su no a la inyección de dinero público en la compañía, dado que en su opinión comprometían la devolución de los fondos. Según la ha informado hoy la Agencia Tributaria, las distintas filiales de la compañía adeudan al herario público cerca de 53 millones de euros. Además, el informe de la SEPI identificó también 900 millones en pleitos pendientes y 2.000 millones en contingencias fiscales que no estaban previstas en el plan de viabilidad del grupo.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda