Las filiales extranjeras representan el 10 % del empleo del país

04 de noviembre de 2021

El número de empresas con matriz extranjera en España asciende a 19.675, según el estudio sobre Empresas con accionistas extranjeros en España elaborado por Informa D&B Esta cifra supone únicamente el 1,38 % del conjunto del tejido empresarial del país, pero venden más de 215.000 millones de euros, el 17 % de la facturación total.

Compartir en:

En cuanto al número de empleos, las empresas con accionistas extranjeros dan trabajo a 602.806 personas, más del 10 % del conjunto. También es cierto que mantienen una mayor proporción de empresas grandes*, un 8 % del total frente al 2 % que supone este tamaño de compañías entre las españolas. Un 10 % entra en la catalogación de medianas, un 17 % en la de pequeñas y el 65 % son microempresas.
Los países que cuentan con un mayor número de filiales en España son europeos: Alemania, el 13 %, Países Bajos, un 12 % y Reino Unido, con casi un 12 % también. Sin embargo, las empresas filiales francesas son las que suman un mayor volumen de facturación, el 19 %, seguidas por las de Luxemburgo, con un 15 %, y las holandesas, con casi un 13 %. Gianese, directora de Estudios de Informa D&B, señala que “el número de filiales extranjeras en España ha crecido desde antes de la pandemia, si a finales de 2019 eran 18.698, un 1,2 % del total, en octubre de 2021 se contabilizan 19.675, que suponen el 1,4 %”.

Las filiales extranjeras presentan un menor riesgo crediticio que las españolas, el 72 % tienen un riesgo bajo o medio bajo, frente al 65,5 % de las españolas. En situación de riesgo alto encontramos a un 7 % de empresas con capital extranjero y a un 11 % de las españolas.
Madrid y Cataluña son las autonomías preferidas por las empresas con accionistas extranjeros para ubicarse, con un 40 % y un 28 % cada una. La siguiente es Andalucía con el 9 %. Si tenemos en cuenta las ventas, son de nuevo Madrid y Cataluña las que más alcanzan, el 51 % y el 21 % del total de la facturación de este tipo de empresas respectivamente. En este caso la tercera es Aragón. Las filiales extranjeras localizadas en la comunidad aragonesa aportan casi el 6 % de la facturación del conjunto de estas compañías.

Por sectores, el 24,5 % de las filiales extranjeras tiene como actividad el Comercio, y casi un 19 % se dedica a la Construcción y actividades inmobiliarias. El Comercio tiene un mayor peso entre las empresas con accionistas extranjeros que entre las españolas, algo que también pasa con Industria, Industrias extractivas, Energía, Comunicaciones, Intermediación financiera y Servicios empresariales. Son también las empresas dedicadas a actividades comerciales las que suman unas mayores ventas, el 39 % del total, seguidas por las industriales, que suponen el 36 %, y las dedicadas a la Intermediación financiera, un 6 %.


Ø En número, suponen el 1,4 % del tejido empresarial español.
Ø Francia, Luxemburgo y Países Bajos son los países cuyas filiales tienen un mayor volumen de negocio.
Ø Cerca del 70 % del total de estas compañías están ubicadas en Madrid y Cataluña.


El pago de este dividendo forma parte del nuevo plan estratégico para el período 2021-2025. Por otra parte, Naturgy ha anunciado que el 10 de noviembre presentará sus resultados correspondientes a los nueve primeros meses de año.
Se trata de unas cuentas que llegan una vez culminada la opa de IFM, que se saldó con un 10,8 % de aceptación, lo que da al fondo australiano la potestad de nombrar a un consejero, y con un contexto marcado por el impacto que tiene para las energéticas el nuevo decreto del Gobierno español. La retribución está un 20% por debajo de los 50 céntimos brutos abonados el año pasado, en línea con los planes de la empresa de recortar los pagos al accionista para poder aumentar sus inversiones. De hecho, Naturgy rebajará el 'pay out' para el periodo 2021-2025 al 85%, frente al 120% que representaba en el anterior para el periodo 2018-2022, y que suponía un reparto de dividendos entre sus accionistas de unos 6.900 millones de euros en esos cinco años. La empresa prevé repartir unos 5.900 millones de euros en dividendos entre sus accionistas entre 2021 y 2025, con una retribución anual de un suelo de 1,2 euros por título.

Naturgy impulsará sus inversiones hasta los 14.000 millones de euros en el periodo 2021-2025 para afrontar su apuesta por las renovables y ser protagonista de la transición energética, acompañando ese esfuerzo inversor de un recorte en su política de dividendos.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda